Acerca de la OMS

Reformas de la OMS

La OMS ha emprendido una serie de reformas a fin de estar mejor preparada para hacer frente a los retos cada vez más complejos que plantea la salud de las poblaciones en el siglo XXI. Desde los viejos problemas que se resisten a desaparecer hasta las nuevas amenazas para la salud pública, la OMS tiene que ser suficientemente flexible para responder a este entorno cambiante.

El proceso de reforma está orientado por los Estados Miembros y tiene carácter integrador. Los tres objetivos fueron definidos por la 64.ª Asamblea Mundial de la Salud y por el Consejo Ejecutivo en su 129.ª reunión.

  • La mejora de los resultados sanitarios, lo que permitirá a la OMS cumplir las expectativas de sus Estados Miembros y asociados en cuanto a la atención de las prioridades acordadas en materia de salud mundial; centrarse en las intervenciones y esferas en las que desempeña un papel único y cuenta con ventaja comparativa; y adoptar un sistema de financiación que facilite centrarse en estos aspectos.
  • Una mayor coherencia en el ámbito de la salud mundial, dentro del cual la OMS desempeñará un papel destacado para favorecer la participación activa y eficaz de un gran número de actores para mejorar la salud de todos los pueblos.
  • Una Organización que se afane en lograr la excelencia y sea eficaz, eficiente, receptiva, objetiva, transparente y responsable (EBSS/2/2).

Tres campos de trabajo diferenciados pero interconectados han surgido en conformidad con esos objetivos:

Proceso de reforma de la OMS desde las consultas iniciales sobre la financiación de la OMS en el futuro hasta hoy.