Boletín de la Organización Mundial de la Salud

La contaminación de las aguas subterráneas por arsénico y su impacto sanitario en los residentes de una aldea de Bengala Occidental, India

Mohammad Mahmudur Rahman, Mrinal Kumar Sengupta, Sad Ahamed, Uttam Kumar Chowdhury, Dilip Lodh, Amir Hossain, Bhaskar Das, Niladri Roy, Kshitish Chandra Saha, Shyamal Kanti Palit, & Dipankar Chakraborti

RESUMEN

En Rajapur, una aldea de Bengala Occidental (India) afectada por el arsénico, se llevó a cabo un estudio exhaustivo a fin de determinar el grado de contaminación de las aguas subterráneas por arsénico y los efectos de esa contaminación en los residentes. Se utilizó la técnica de espectrometría de absorción atómica, método híbrido de inyección en flujo (FI-HG-AAS), para medir las concentraciones de arsénico en el agua y en muestras biológicas. Los signos cutáneos de arsenicosis fueron determinados por dermatólogos.

Del total de 336 pozos entubados con bomba manual existentes en Rajapur, el 91% (307/336) contenían arsénico a concentraciones superiores a 10 ug/l, y el 63% (213/336) contenían más de 50 ug/l. Se midieron también el tipo de arsénico en las aguas subterráneas, la variación de las concentraciones de arsénico en función de la profundidad de los pozos y la concentración de hierro en los pozos. Se examinó la pìel de 825 de 3500 residentes; de ellos, 149 tenían lesiones causadas por la exposición al arsénico. De las 420 muestras biológicas recogidas y analizadas, el 92,6% (389) contenían arsénico a concentraciones mayores de lo normal. Así pues, muchos lugareños podrían estar afectados de forma asintomática.

Aunque se habían instalado en Rajapur cinco dispositivos de filtro del arsénico, parece que los lugareños siguen expuestos a concentraciones elevadas en el agua de bebida. Es necesario emprender estudios detallados a nivel de aldea en las zonas de Bengala Occidental afectadas por el arsénico para poder determinar la magnitud de la contaminación y de sus efectos en las personas. Los lugareños están mal informados acerca de los peligros que entraña el consumo de agua contaminada por arsénico. La contaminación podría controlarse sensibilizando a la comunidad sobre los peligros y aplicando técnicas adecuadas de ordenación de cuencas hidrográficas que involucren a la población local.