Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Una nueva definición de ahogamiento: hacia una mejor documentación y prevención de un problema mundial de salud pública

E.F. van Beeck, C.M. Branche, D. Szpilman, J.H. Modell, & J.J.L.M. Bierens

RESUMEN

El ahogamiento es un importante problema mundial de salud pública. Para prevenirlo satisfactoriamente se requieren programas y políticas que aborden los factores de riesgo conocidos en todo el mundo. La vigilancia, sin embargo, se ha visto obstaculizada por la falta de una definición uniforme e internacionalmente aceptada que permita contabilizar todos los casos pertinentes. A fin de elaborar una nueva definición, se aplicó un procedimiento de consenso internacional. Expertos en medicina clínica, epidemiología de traumatismos, prevención y rescate de todo el mundo participaron en una serie de debates electrónicos y en talleres. Hubo intensas discusiones sobre la idoneidad de las definiciones anteriores y los requisitos principales para una nueva definición. Se consensuó que la nueva definición debía incluir tanto los casos mortales de ahogamiento como los no mortales. Después de muchos debates y conversaciones, se adoptó la siguiente definición: «Se considera ahogamiento el hecho de sufrir dificultades respiratorias como consecuencia de la sumersión o inmersión en un líquido». Los resultados del ahogamiento deberían clasificarse como muerte, morbilidad o ausencia de morbilidad. Hubo también consenso en cuanto a considerar que debían dejar de utilizarse los términos seco, activo, pasivo, silencioso y secundario para calificar los ahogamientos. Así pues, se ha elaborado una definición sencilla, integral e internacionalmente aceptada de ahogamiento, cuyo uso debería contribuir a facilitar las futuras actividades de vigilancia de ese tipo de evento en todo el mundo, así como el acopio de información epidemiológica más fiable y completa sobre este problema mundial, y con frecuencia prevenible, de salud pública.

Compartir