Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Neumonía confirmada mediante radiografía de tórax en la población infantil de Fiji

Rajiv Bahl, Chris Frost, Betty R. Kirkwood, Karen Edmond, Jose Martines, Nita Bhandari, & Paul Arthur

RESUMEN

Objetivo

Calcular la incidencia y documentar las características clínicas de la neumonía confirmada mediante radiografía de tórax (RT) entre los niños de 1 mes a 5 años del gran Suva, Fiji.

Métodos

Se emprendió un análisis retrospectivo de los niños de entre 1 mes y 5 años con diagnóstico de alta sugestivo de infección de las vías respiratorias inferiores (IVRI) y que habían sido ingresados en el Colonial War Memorial Hospital de Suva, Fiji, en los diez primeros días de cada mes entre el 1 de enero de 2001 y el 31 de diciembre de 2002. Se reunieron los datos clínicos pertinentes y las RT fueron sometidas a una nueva lectura y clasificadas de acuerdo con los criterios normalizados de la OMS para la neumonía confirmada mediante RT.

Resultados

248 niños con IVRI satisficieron los criterios de inclusión. Se habían obtenido RT en 174 (70%) de estos casos, 59 de los cuales (34%) presentaron neumonía confirmada por RT. La incidencia anual de neumonía así confirmada fue de 428 casos por 100 000 niños de 1 mes a 5 años residentes en la zona del gran Suva. Atribuyendo el diagnóstico de neumonía confirmada mediante RT a una proporción semejante de los niños para los que no se disponía de radiografía, la incidencia resultante es de 607 por 100 000. La incidencia parece mayor en los niños de origen melanesio que en los de origen indio. La tasa de letalidad fue del 2,8% entre todos los niños con IVRI, y de un 6,8% entre los casos de neumonía confirmada mediante RT.

Conclusión

Este estudio es el primero en el que se documenta la incidencia de neumonía confirmada mediante RT en un país insular del Pacífico, y pone de relieve una elevada incidencia de la enfermedad. Una considerable proporción de los ingresos hospitalarios de niños con IVRI podrían probablemente prevenirse administrando la vacuna antineumocócica conjugada.

Compartir