Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Alianzas publicoprivadas para los hospitals

Martin McKee, Nigel Edwards, & Rifat Atun

RESUMEN

Aunque en todos los países con economías mixtas surgen ciertas formas de colaboración publicoprivada a la hora de construir y gestionar hospitales, cada vez suscita más interés la opción de que una autoridad pública contrate a una empresa privada para diseñar, construir y dirigir todo un hospital. A partir de la experiencia de países como Australia, España y el Reino Unido, en este artículo se analiza la experiencia adquirida con diversas variantes de ese sistema. Aunque la experiencia es todavía muy limitada y no se han hecho evaluaciones rigurosas, han aflorado cuatro factores: costo, calidad, flexibilidad y complejidad. Los nuevos servicios han sido en general más costosos que si se hubieran empleado los métodos tradicionales. En comparación con el sistema habitual, los nuevos servicios suelen construirse respetando los plazos y el presupuesto, pero ello se logra a menudo a expensas de la calidad. La necesidad de reducir al mínimo el riesgo para las partes significa que es muy difícil crear servicios «a prueba de acontecimientos futuros» en un mundo en rápida transformación. Por último, esos proyectos son extremadamente, si no prohibitivamente, complejos. Aunque sería prematuro afirmar que los problemas surgidos están relacionados con el sistema empleado o con su ejecución, parece que la colaboración publicoprivada complica aún más la ya de por sí difícil tarea de construir y dirigir un hospital.

Compartir