Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Contribución de los programas apoyados por el Fondo Mundial a las metas internacionales y los Objetivos de Desarrollo del Milenio: un primer análisis

Ryuichi Komatsu, Daniel Low-Beer, Bernhard Schwartländer

Objetivo

El Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria es uno de los mayores financiadores de la lucha contra esas enfermedades. En este artículo se examina la contribución de los programas apoyados por el Fondo Mundial al logro de las metas internacionales y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, empleando datos de las subvenciones concedidas por dicho Fondo.

Métodos

Se procedió a agregar los resultados logrados hasta junio de 2006 mediante 333 subvenciones apoyadas por el Fondo Mundial en 127 países, para compararlos con las metas internacionales en materia de VIH/SIDA, tuberculosis y malaria. Los informes sobre los progresos realizados enviados a la secretaría del Fondo Mundial se usaron como base para calcular los resultados. Se seleccionaron indicadores de prestación de servicios relacionados con la administración de antirretrovirales (ARV) contra el VIH/SIDA, la detección de casos en el marco de la estrategia DOTS para la tuberculosis y el uso de mosquiteros tratados con insecticida (MTI) para prevenir la malaria a fin de estimar las contribuciones programáticas a las metas internacionales establecidas para esas tres enfermedades. Además, se proyectaron las metas de los programas apoyados por el Fondo Mundial considerando las propuestas presentadas en las rondas 1 a 4, comparándolas con las metas internacionales para 2009.

Resultados

Los resultados de los programas apoyados por el Fondo Mundial totalizan 544 000 personas sometidas a ARV, 1,4 millones tratadas con DOTS y 11,3 millones protegidas por MTI a junio de 2006. Los programas apoyados por el Fondo Mundial habían contribuido así al 18% de las metas internacionales fijadas para el tratamiento ARV, el 29% de las metas relacionadas con el DOTS y el 9% de los MTI en el África subsahariana a mediados de 2006. Los programas actualmente apoyados por el Fondo Mundial han acordado metas que según se calcula representarán un 19% de la meta internacional para la administración de ARV prevista para 2009, el 28% de la meta internacional fijada para el DOTS y el 84% de la meta de MTI en el África subsahariana.

Conclusión

A mediados de 2006 los programas apoyados por el Fondo Mundial habían contribuido ya sustancialmente a propiciar las metas internacionales, pero sigue habiendo un importante desfase. A fin de alcanzar las metas internacionales fijadas para 2009, se necesita un apoyo financiero considerablemente mayor, en particular contra el VIH.

Compartir