Boletín de la Organización Mundial de la Salud

¿Qué tan calificados están los asistentes de partería calificados? Un método de medición, algunos resultados preocupantes y un posible paso adelante

Steven A Harvey, Yudy Carla Wong Blandón, Affette McCaw-Binns, Ivette Sandino, Luis Urbina, César Rodríguez, Ivonne Gómez, Patricio Ayabaca, Sabou Djibrina, the Nicaraguan maternal and neonatal health quality improvement group

Objetivo

La atención del parto por personal de salud calificado es un indicador que valora el progreso realizado para reducir la mortalidad materna a nivel mundial, y que se ve reflejado en el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio. Aunque la OMS sigue de cerca la proporción de mujeres que dan a luz atendidas por un personal calificado, es poco lo que sabemos sobre su competencia para manejar complicaciones obstétricas comunes potencialmente mortales. Evaluamos la competencia del personal calificado en cinco entornos de alta mortalidad materna como punto de partida para empezar a mejorar la calidad de la asistencia.

Métodos

El grado de competencia se determinó empleando como referencia la guía de la OMS, Manejo integrado del embarazo y el parto (IMPAC). La evaluación incluyó un examen escrito sobre los conocimientos en la materia, estudios de casos del partograma (registro de variables durante la vigilancia del trabajo de parto) y una evaluación de la práctica demostrada con modelos anatómicos en cinco tipos de aptitudes. Se analizó una muestra intencionada de 166 asistentes calificados en Benin, el Ecuador, Jamaica y Ruanda (fase I). Con esos resultados iniciales se refinaron los instrumentos, que volvieron a ser utilizados para evaluar a 1358 personal calificado a través de Nicaragua (fase II).

Resultados

En promedio, los participantes en la fase I contestaron correctamente el 56% de las preguntas sobre los conocimientos teóricos. Así mismo, desempeñaron correctamente el 48% de los pasos de las pruebas prácticas. Los participantes en la fase II respondieron correctamente al 62% de las preguntas teóricas. Sus puntuaciones promedias por área de práctica fueron las siguientes: manejo activo del tercer período del parto, 46%; extracción manual de la placenta, 52%; compresión uterina bimanual, 46%; atención inmediata al recién nacido, 71%; y reanimación neonatal, 55%.

Conclusión

Existe una brecha importante entre las normas actuales basadas en la evidencia y las aptitudes del personal para manejar determinadas complicaciones obstétricas y neonatales. Tras analizar las implicaciones de esta brecha, se propone medidas para corregirlo y se describe brevemente las actividades que actualmente se lleva a cabo con ese fin en el Ecuador, Nicaragua y el Níger.

Compartir