Boletín de la Organización Mundial de la Salud

La contribución de Malawi a la iniciativa «tres millones para 2005»: logros y retos

Edwin Libamba, Simon D Makombe, Anthony D Harries, Erik J Schouten, Joseph Kwong-Leung Yu, Olesi Pasulani, Eustice Mhango, John Aberle-Grasse, Mindy Hochgesang, Eddie Limbambala, Douglas Lungu

Problema

Muchos países con escasos recursos han iniciado una expansión del tratamiento antirretrovírico (TAR). Aunque los informes de algunas clínicas señalan el éxito de la iniciativa, hay escasa información sobre los progresos realizados en las instituciones gubernamentales a nivel nacional.

Estrategia

Malawi comenzó en 2004 la expansión nacional del TAR con una estrategia estructurada, centrada en el tratamiento con un genérico consistente en la combinación de estavudina, lamivudina y nevirapina a dosis fijas. El tratamiento es ofrecido gratuitamente a los pacientes infectados por VIH que cumplen los criterios, y hay un sistema normalizado de reclutamiento de los pacientes, seguimiento mensual, registro, y monitorización y notificación de los casos y los resultados. Todos los lugares donde se dispensa el tratamiento son supervisados y evaluados trimestralmente.

Entorno local

En enero de 2004 había nueve centros del sector público que proporcionaban TAR a unos 4 000 pacientes. En diciembre de 2005 había 60 centros del sector público que proporcionaban TAR gratuito a 37 840 pacientes en el marco de los sistemas nacionales normalizados. El análisis de los resultados trimestrales del tratamiento de las cohortes a los 12 meses reveló que el 80% de los pacientes estaban vivos y el 10% muertos, mientras que en el 9% se había interrumpido el seguimiento y en el 1% se había detenido el tratamiento.

Enseñanzas

Los logros se debieron a la existencia de directrices nacionales claras sobre el TAR, al trabajo en colaboración con los asociados, a un plan intensivo de formación centrado en los ayudantes clínicos y las enfermeras, a un sistema estructurado de acreditación de los centros dispensadores de TAR, a la supervisión y monitorización trimestrales, y al hecho de que nunca se agotaran las existencias de antirretrovíricos. Los principales retos consisten en aumentar el número de niños, embarazadas y pacientes tuberculosos que reciben TAR, y evitar la elevada mortalidad inicial y las interrupciones del seguimiento. La capacidad del sector de la salud para hacer frente al aumento del número de casos y la ampliación de la prevención a la par del tratamiento serán determinantes del éxito futuro del TAR en Malawi.

Compartir