Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Los imperativos sanitarios en la política exterior: el caso de Malasia

Simon Barraclough, Kai-Lit Phua

Se analizan las relaciones de salud mundiales, regionales y bilaterales internacionales de Malasia con el telón de fondo histórico de la política exterior del país. Malasia siempre ha participado en organismos multilaterales, sobre todo en la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues tales organismos forman parte de la urdimbre de larga data de la «buena ciudadanía internacional». Las amenazas que suponen las enfermedades infecciosas para la salud humana y la actividad económica han causado una intensificación y una formalización organizacional de la diplomacia de Malasia en el terreno de la salud, tanto a nivel regional como a nivel bilateral. Esa diplomacia ha sentado además las bases para el desarrollo de un conjunto más amplio de relaciones de cooperación que van más allá de la mera respuesta a las amenazas de pandemias. Conforme Malasia se aproxima al estatus de país «desarrollado», su sector de la salud se integra cada vez más en la economía mundial gracias a las iniciativas conjuntas de investigación y desarrollo y a las inversiones transnacionales. Al mismo tiempo, el país dispondrá de los recursos tecnológicos, financieros y humanos necesarios para desempeñar una función altruista ampliada en la salud mundial y regional.

Compartir