Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Análisis del cumplimiento de los compromisos de los líderes del G8 en materia de salud (1996–2006)

John J Kirton, Nikolai Roudev, Laura Sunderland

Los planificadores de las políticas internacionales de salud disponen en la actualidad de diferentes instrumentos institucionales para alcanzar sus objetivos sanitarios mundiales y nacionales. Esos instrumentos van desde las organizaciones multilaterales oficiales de las Naciones Unidas hasta instituciones más recientes y restringidas del Grupo de los Ocho (G8). Para decidir la mejor forma de emplear recursos escasos, debemos examinar de forma sistemática las contribuciones del G8 a la gobernanza de la salud mundial. En este estudio exploramos las contribuciones hechas por las instituciones multilaterales, tales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) e investigamos si los Estados Miembros cumplen sus compromisos. Hemos analizado si la gobernanza sanitaria del G8 ayuda a sus gobiernos miembros a gestionar la política y las políticas nacionales, a definir las principales direcciones normativas, a desarrollar y cumplir los compromisos colectivos y a crear nuevas instituciones centradas en el G8. Hemos verificado que el desempeño del G8 ha mejorado considerablemente en el último decenio. Los Estados Miembros del G8 funcionan igualmente bien, y todos ellos son capaces de luchar contra las enfermedades. El cumplimiento de sus compromisos sanitarios fue variable entre los Estados Miembros del G8, y este aspecto es mejorable. Los líderes del G8 deben definir mejor sus compromisos sanitarios y fijar plazos anuales para su cumplimiento. Además, los Estados Miembros deben buscar el apoyo de la OMS y crear una institución formada por los ministros de salud del G8.

Compartir