Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Financiación de la lucha antituberculosa: papel de un sistema mundial de vigilancia financiera

Katherine Floyd, Andrea Pantoja, Christopher Dye

El control de la tuberculosis, como la atención sanitaria en general, cuesta dinero. Para mantener la lucha antituberculosa en sus niveles actuales y conseguir nuevos avances en pos de las metas mundiales, es importante disponer de información sobre las necesidades, las fuentes y los déficits de financiación, así como sobre los gastos a nivel mundial, regional, nacional y subnacional. Esos datos pueden utilizarse para movilizar recursos; documentar cómo cambian con el tiempo las necesidades y los déficits de financiación; evaluar si los aumentos de la financiación pueden traducirse en aumentos del gasto y si esos aumentos se plasman en mejoras del funcionamiento de los programas; e identificar qué países o regiones presentan las mayores necesidades y déficits de financiación. En este artículo se examina un sistema mundial de vigilancia financiera de la lucha antituberculosa que se estableció en la OMS en 2002. A principios de 2007 este sistema había permitido controlar gastos reales o previstos por valor de más de US$ 7 000 millones y estaba notificando sistemáticamente datos financieros correspondientes a países que representan más del 90% de la carga mundial de tuberculosis. A fin de poner de relieve el valor de este sistema presentamos los principales resultados obtenidos para el periodo 2002–2007, en particular los resultados de mayor interés con miras el logro de las metas mundiales de control de la tuberculosis establecidas para 2005 y 2015. Analizamos además los puntos fuertes y las limitaciones del sistema y su trascendencia para otros programas de atención de salud.

Compartir