Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Logro de las metas de control de la tuberculosis: impacto del VIH

KF Laserson, CD Wells

En 1991, la 44ª Asamblea Mundial de la Salud estableció dos metas decisivas para la lucha mundial contra la tuberculosis con miras al año 2000, a saber, detectar el 70% de los casos bacilíferos en el marco de la estrategia de DOTS recomendada por la OMS, y tratar satisfactoriamente el 85% de los casos detectados. En este artículo se describe cómo se expandió la lucha antituberculosa para lograr esas metas, analizándose también los obstáculos que se interpusieron en el camino, en particular la influencia de la infección por VIH en el control de la enfermedad.

La eficacia de la lucha antituberculosa se verá potenciada por la expansión de las actividades en colaboración contra la coinfección tuberculosis/VIH recomendadas por la OMS y por la mejora de la coordinación entre los programas de control del VIH y de la tuberculosis, en particular de los destinados a combatir la tuberculosis farmacorresistente. Las actividades requeridas abarcan una intensificación del asesoramiento y pruebas del VIH para los pacientes con tuberculosis, un mayor uso y aceptación de la isoniazida como tratamiento preventivo de las personas infectadas por el VIH, el cribado de la tuberculosis activa en los entornos de atención de la infección por VIH, y el acceso universal a la terapia antirretroviral para todos los seropositivos que reúnan las condiciones para recibir ese tratamiento. Es necesario integrar los servicios contra la tuberculosis y el VIH en todos los establecimientos (esto es, en los entornos de atención para los infectados por el VIH y en los consultorios antituberculosos), especialmente en la periferia, para poder tratar eficazmente a quienes sufren ambas infecciones, a fin de prolongar su supervivencia y de maximizar unos recursos humanos limitados.

Es posible alcanzar las metas mundiales de control de la tuberculosis, sobre todo si se presta una renovada atención a las actividades colaborativas en materia de tuberculosis/VIH con el respaldo de un enorme compromiso y voluntad políticos.

Compartir