Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Brote de insuficiencia renal aguda en Panamá en 2006: estudio de casos y controles

E Danielle Rentz, Lauren Lewis, Oscar J Mujica, Dana B Barr, Joshua G Schier, Gayanga Weerasekera, Peter Kuklenyik, Michael McGeehin, John Osterloh, Jacob Wamsley, Washington Lum, Camilo Alleyne, Nestor Sosa, Jorge Motta, Carol Rubin

Objetivo

En septiembre de 2006, un médico panameño notificó un número inhabitual de pacientes aquejados de insuficiencia renal aguda idiopática, asociada con frecuencia a disfunción neurológica grave. Doce (57%) de 21 pacientes habían muerto a causa de la enfermedad. Se describe aquí la investigación realizada para determinar la causa de la enfermedad y la fuente del brote.

Métodos

Se llevaron a cabo estudios de casos y controles e investigaciones de laboratorio. Los pacientes objeto de estudio (con insuficiencia renal aguda de origen desconocido y creatinina sérica ≥ 2 mg/dl) fueron apareados individualmente con pacientes control hospitalizados considerando la edad (± 5 años), el sexo y la fecha de ingreso (≤ 2 días antes o después del ingreso del paciente estudiado). Se recopilaron datos de cuestionarios y datos biológicos. El criterio principal de valoración fueron las posibilidades de casos y controles de haber tomado jarabe contra la tos de venta con receta.

Resultados

Participaron en el estudio 42 casos y 140 controles. La mediana de la edad de los casos fue de 68 años (intervalo: 25–91 años); el 64% eran varones. Tras determinar si los pacientes presentaban una historia previa de hipertensión y nefropatía y de uso de inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina, se detectó una relación significativa entre la ingestión de jarabe antitusígeno y la aparición de la enfermedad (razón de posibilidades (OR) ajustada: 31,0, intervalo de confianza del 95%: 6,93–138). Los análisis de laboratorio confirmaron la presencia de dietilenglicol (DEG) en las muestras biológicas de los pacientes estudiados, con una contaminación por DEG del 8% en las muestras de jarabe y del 22% en la glicerina utilizada para preparar dicho jarabe.

Conclusión

La fuente del brote fue el jarabe antitusígeno contaminado por DEG. Esta investigación llevó a retirar aproximadamente 60 000 frascos del jarabe contaminado, realizar un amplio cribado de los consumidores potencialmente expuestos, y tratar a más de cien pacientes afectados.

Compartir