Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Desigualdades socioeconómicas y malnutrición en los países en desarrollo

Ellen Van de Poel, Ahmad Reza Hosseinpoor, Niko Speybroeck, Tom Van Ourti, Jeanette Vega

Objetivo

Informar sobre las desigualdades socioeconómicas en relación con la malnutrición infantil en el mundo en desarrollo, aportar evidencia demostrativa de una relación entre la desigualdad socioeconómica y el nivel medio de malnutrición y señalar a la atención diferentes modelos de desigualdad socioeconómica en materia de malnutrición.

Métodos

Se midieron el retraso del crecimiento y la emaciación utilizando los nuevos patrones de crecimiento infantil de la OMS. La situación socioeconómica se determinó mediante un análisis de componentes principales basado en un conjunto de bienes domésticos y condiciones de vida, y la desigualdad socioeconómica, mediante un índice de concentración alternativo que evita los problemas que plantea la dependencia del nivel medio de malnutrición.

Resultados

En casi todos los países investigados, los problemas de retraso del crecimiento y de emaciación afectaban desproporcionadamente a los pobres. Sin embargo, la desigualdad socioeconómica en cuanto a la emaciación era limitada y carecía de significación en aproximadamente una tercera parte de los países. Después de corregir para la dependencia del índice de concentración de la malnutrición media, no se observó una relación clara entre el retraso del crecimiento promedio y la desigualdad socioeconómica. Esta última mostró diversas pautas, descritas como privación masiva, colas y exclusión. Aunque los niveles promedio de malnutrición fueron mayores con los nuevos patrones de referencia de la OMS, las estimaciones de la desigualdad socioeconómica apenas se vieron afectadas al cambiar los patrones de crecimiento.

Conclusión

La desigualdad socioeconómica en materia de malnutrición infantil, un problema extendido en el mundo en desarrollo, no está relacionada con la tasa promedio de malnutrición. El hecho de no afrontar dicho problema genera injusticia social. Además, la reducción de la tasa global de malnutrición no conduce necesariamente a una reducción de esa desigualdad. Por consiguiente, en las políticas al respecto se debe tener en cuenta la distribución de la malnutrición infantil entre todos los grupos socioeconómicos.

Compartir