Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Bismarck y Beveridge en la Ruta de la Seda: coordinación de las fuentes de financiación de un sistema de cobertura sanitaria universal en Kirguistán

Joseph Kutzin, Ainura Ibraimova, Melitta Jakab & Sheila O’Dougherty

Las opciones de reforma de la financiación de la salud se resumen a menudo como un dilema entre los sistemas basados en los impuestos generales (el llamado modelo Beveridge) y el seguro social de enfermedad (conocido como modelo Bismarck). La experiencia de diez años de reforma de la financiación sanitaria que ha acumulado Kirguistán desde que se implantó el fondo del seguro obligatorio de enfermedad en 1997 brinda un ejemplo excelente para demostrar que la reducción del problema de la financiación de la salud a la mera elección entre el modelo Beveridge y el modelo Bismarck constituye un error. En lugar de fragmentar el sistema considerando la población asegurada y la no asegurada, como han hecho muchos otros países de ingresos bajos y medios, las reformas llevadas a cabo en Kirguistán se guiaron por el objetivo de implantar un solo sistema para toda la población. Entre las iniciativas más importantes de esas reformas cabe citar la función y el desarrollo gradual del fondo de seguro médico obligatorio como el único comprador de servicios de atención sanitaria para toda la población, usando métodos de pago basados en los resultados; la plena reestructuración de los arreglos de mancomunación de los recursos, pasando de la antigua estructura presupuestaria descentralizada a un solo fondo común nacional; y el establecimiento de un paquete de prestaciones bien delimitado. Un aspecto fundamental del proceso fue la transformación de la función de los ingresos generales del presupuesto, principal fuente de financiación pública de la salud, que pasaron de subvencionar directamente el suministro de servicios a subvencionar la compra de servicios en nombre de toda la población a través del fondo del seguro de enfermedad. Replanteándose de ese modo su política de financiación de la salud, en particular la mancomunación de recursos, los reformadores del sistema de salud de Kirguistán han demostrado que es posible crear un sistema unificado y universal usando fondos de distinta procedencia de forma claramente complementaria.

Compartir