Boletín de la Organización Mundial de la Salud

La transición sanitaria en África: propuestas de normas prácticas para la atención primaria

D Maher, L Smeeth & J Sekajugo

En el África subsahariana se está produciendo una transición sanitaria, a medida que la globalización creciente y la correspondiente urbanización generan una doble carga de enfermedades transmisibles y no transmisibles. África registra las tasas más altas del mundo de enfermedades transmisibles como el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria. El impacto de las enfermedades no transmisibles también va en aumento. Por ejemplo, el índice de mortalidad normalizada según la edad debida a enfermedades cardiovasculares puede ser en algunos países de África hasta tres veces mayor que en algunos países europeos. La atención primaria desempeña un papel clave en la prevención y en las intervenciones asistenciales de las enfermedades transmisibles, al ser la puerta de acceso al sistema sanitario para la mayoría de las personas. Esta función se podría ampliar a la atención de las enfermedades no contagiosas, dentro del contexto de los esfuerzos realizados para consolidar los sistemas sanitarios, mejorando las prestaciones de la atención primaria. Hemos presentado propuestas de normas prácticas para mejorar la respuesta de la atención primaria ante los problemas planteados por la transición sanitaria: (a) mejorar los datos sobre las enfermedades contagiosas y no contagiosas; (b) aplicar un enfoque estructurado para una prestación mejorada de la atención primaria; (c) centrar la atención en la calidad de la asistencia clínica; (d) alinear la respuesta a la transición sanitaria con la consolidación del sistema sanitario; y (e) aprovechar la situación política mundial favorable. Aunque estas propuestas están dirigidas a la atención primaria en el África subsahariana, bien podrían resultar adecuadas para otras regiones que también se enfrenten a los desafíos de la transición sanitaria. La aplicación de estas propuestas requiere la acción de las alianzas nacionales e internacionales movilizando las inversiones necesarias para mejorar la salud de la población de los países africanos en desarrollo que se encuentren inmersos en un proceso de transición sanitaria

Compartir