Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Sistemas estructurados de cribado y diagnóstico de la tuberculosis infantil en una región de alta prevalencia de Sudáfrica

Mark Hatherill, Monique Hanslo, Tony Hawkridge, Francesca Little, Lesley Workman, Hassan Mahomed, Michele Tameris, Sizulu Moyo, Hennie Geldenhuys, Willem Hanekom, Lawrence Geiter & Gregory Hussey

Objetivo

Medir la concordancia entre nueve sistemas estructurados de diagnóstico de la tuberculosis infantil; cuantificar las diferencias en cuanto al número de casos de tuberculosis diagnosticados con los diferentes sistemas, y determinar la distribución de casos en distintas categorías de certeza diagnóstica.

Métodos

Se estudió a 1445 niños menores de 2 años durante un ensayo de vacunas (2001–2006) llevado a cabo en una comunidad rural de Sudáfrica. Se reunieron de forma prospectiva datos clínicos, radiológicos y microbiológicos, y se determinó si los niños sufrían o no tuberculosis usando cada una de las nueve modalidades de diagnóstico. Para calcular las diferencias en la frecuencia de casos y la concordancia de categorías para resultados binarios (tuberculosis/no tuberculosis), aplicamos la prueba de McNemar (con intervalos de confianza del 95%) y el coeficiente kappa de Cohen (Κ ).

Resultados

La frecuencia de casos de tuberculosis se situó entre 6,9% y 89,2% (mediana: 41,7). Se observaron diferencias significativas en la frecuencia de casos (P < 0,05) en 34 de las 36 comparaciones emparejadas entre los sistemas de diagnóstico estructurado (intervalo de diferencias absolutas: 1,5–82,3%). Kappa osciló entre 0,02 y 0,71 (mediana: 0,18). Los dos sistemas que hallaron las frecuencias de casos más altas (89,2% y 70,0%), mostraron una concordancia aceptable (Κ : 0,33); y los dos que hallaron las frecuencias de casos más bajas (6,9% y 10,0%) mostraron una concordancia baja (Κ : 0,18).

Conclusión

Se observa solo una baja concordancia entre los sistemas estructurados en lo relativo al cribado y diagnóstico de la tuberculosis infantil, y una alta variabilidad entre ellos en términos de detección de casos. Sistemas de diagnóstico que arrojan frecuencias de casos similarmente bajas podrían estar detectando subpoblaciones de niños diferentes. Los resultados del estudio no respaldan el uso clínico sistemático de criterios estructurados para el diagnóstico definitivo de la tuberculosis infantil, pero los sistemas que consiguen valores altos de detección pueden ser un valioso instrumento de cribado.

Compartir