Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Equidad de la salud maternoinfantil en Tailandia

Supon Limwattananon, Viroj Tangcharoensathien & Phusit Prakongsai

Objetivo

Evaluar la equidad en materia de resultados e intervenciones sanitarias de salud maternoinfantil (SMI) en Tailandia.

Métodos

Mujeres en edad fecunda de 40 000 hogares representativos a nivel nacional respondieron a la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados de 2005-2006. Usamos un índice de concentración (IC) para evaluar la distribución de nueve grupos de indicadores de la salud maternoinfantil en un gradiente del índice de riqueza de los hogares. Para cada indicador comparamos también los quintiles o deciles más rico y más pobre, los hogares urbanos y rurales, y las madres o cuidadores con o sin educación secundaria.

Resultados

La insuficiencia ponderal (IC: 0,2192; P < 0,01) y el retraso del crecimiento (IC: 0,1767; P < 0,01) infantiles fueron los problemas distribuidos menos equitativamente, pues se concentraban de manera desproporcionada entre los pobres; les siguieron el embarazo en la adolescencia (IC: 0,1073, P < 0,01), y la neumonía (IC: 0,0896, P < 0,05) y la diarrea (IC: 0,0531, P < 0,1) infantiles. La distribución de las intervenciones de salud maternoinfantil fue bastante equitativa, pero las mujeres más ricas tenían más probabilidades de recibir atención prenatal y, en el momento del parto, atención especializada o en un centro de salud. Las intervenciones distribuidas de forma más equitativa fueron la inmunización infantil y la planificación familiar. Todos los resultados sanitarios desfavorables fueron más frecuentes en las zonas rurales, si bien la brecha urbano-rural en los servicios de salud maternoinfantil era pequeña. Entre las madres y los cuidadores sin estudios, todos los indicadores de resultados fueron peores que en el grupo con mayor nivel de educación.

Conclusión

Se observa en toda Tailandia una alta equidad en materia de cobertura de los principales servicios de salud maternoinfantil. Los resultados sanitarios no equitativos se deben en gran medida a factores socioeconómicos, en particular al diferente nivel educativo de las madres y los cuidadores.

Compartir