Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Investigaciones sanitarias sobre el volumen de las muestras de sangre en niños: revisión de los límites de seguridad

Stephen RC Howie

Objetivo

Determinar los límites del volumen de las muestras de sangre en pacientes pediátricos para alcanzar el «mínimo riesgo fisiológico».

Métodos

Se realizó una revisión bibliográfica para buscar datos relacionados con los efectos adversos de la extracción de muestras de sangre en niños y para hallar unas directrices sobre el volumen de extracción en las investigaciones pediátricas. La búsqueda incluyó fuentes como Medline, EMBASE, otras fuentes, electrónicas o de otro tipo, y las bibliografías de las fuentes identificadas. También se consultó sobre este tema a los expertos.

Resultados

Se identificaron cinco estudios y nueve directrices. Las directrices ya existentes especifican que los límites del volumen de sangre en las muestras pediátricas deben oscilar entre el 1% y el 5% del volumen total de sangre del paciente a lo largo de 24 horas y que pueden llegar hasta un máximo del 10% del volumen total de sangre del paciente a lo largo de 8 semanas. Los datos disponibles resultaron ser limitados e incluyeron hallazgos procedentes de estudios no aleatorizados que mostraban un riesgo mínimo con una sola muestra de hasta el 5% del volumen total de sangre.

Conclusión

Los datos disponibles concuerdan con la conclusión de que todas las directrices identificadas se encuentran dentro de los límites de un «riesgo mínimo». No obstante, es necesario contar con más y mejores datos para extraer conclusiones más firmes. Los investigadores y los comités institucionales de evaluación deben tener en cuenta el volumen total de la muestra necesario, tanto en la asistencia clínica como en la investigación, y no de manera independiente. Deberá tenerse en cuenta el estado general de salud del niño y deberá prestarse una atención especial a los niños cuyas enfermedades puedan disminuir la volemia o la hemoglobina, o bien impedir la reposición sanguínea. Las directivas locales deberán considerar también la idoneidad y la aceptabilidad local de los métodos de extracción y de los volúmenes de sangre extraídos.

Compartir