Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Muertes por mesotelioma en todo el mundo notificadas a la Organización Mundial de la Salud entre 1994 y 2008

Vanya Delgermaa, Ken Takahashi, Eun-Kee Park, Giang Vinh Le, Toshiyuki Hara & Tom Sorahan

Objetivo

Llevar a cabo un análisis descriptivo de las muertes por mesotelioma notificadas en todo el mundo entre los años 1994 y 2008.

Métodos

Hemos recopilado datos sobre muertes por mesotelioma notificadas a la base de datos de mortalidad de la Organización Mundial de la Salud desde 1994, cuando se registró por primera vez la enfermedad. También hemos obtenido información de otras fuentes de lengua inglesa. Se calcularon las tasas de mortalidad bruta y de mortalidad ajustada en función de la edad, y se evaluaron las tendencias de mortalidad a partir del cambio en el porcentaje anual de la tasa de mortalidad ajustada en función de la edad.

Resultados

En total, se notificaron 92 253 muertes por mesotelioma en 83 países. Las tasas de mortalidad bruta y de mortalidad ajustada en función de la edad fueron de 6,2 y 4,9 por millón de habitantes, respectivamente. La tasa anual de mortalidad ajustada en función de la edad aumentó en un 5,37% y, en consecuencia, se duplicó durante el periodo de estudio. La edad media en el momento del fallecimiento fue de 70 años y la proporción hombre-mujer fue de 3.6:1. La distribución de la enfermedad por regiones anatómicas fue: pleura, 41,3%; peritoneo, 4,5%; pericardio, 0,3%; y lugares no especificados, 43,1%. La distribución geográfica de las muertes mostró una mayor tendencia en los países de renta alta: los Estados Unidos de América registraron el número más elevado, mientras que más del 50% de todas las muertes se produjeron en Europa. Por el contrario, menos de un 12% de las muertes se produjeron en países de renta media o baja. La tendencia generalizada en la tasa de mortalidad ajustada en función de la edad fue aumentando en Europa y Japón, mientras que en los Estados Unidos fue descendiendo.

Conclusión

Durante el periodo de estudio, se observó un aumento en el número de muertes notificadas por mesotelioma y en el número de países que notificaron muertes por mesotelioma. Probablemente, esto se debe a una mejora en el reconocimiento de la enfermedad y a un aumento de su incidencia. Las diferentes tendencias entre países observadas en el tiempo, se pueden convertir en un indicador temprano de que la carga de la enfermedad está cambiando lentamente hacia aquellos países que han utilizado amianto más recientemente.

Compartir