Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Carga global de la aspergilosis pulmonar crónica como una secuela de la tuberculosis pulmonar

David W Denning, Alex Pleuvry & Donald C Cole

Objetivo

Calcular la carga global de la aspergilosis pulmonar crónica (APC) después de la tuberculosis pulmonar (TBP), específicamente, en casos con cavitación pulmonar.

Métodos

Se obtuvieron las tasas de TBP de la Organización Mundial de la Salud y se realizó una revisión de evaluación de la bibliografía con el fin de identificar los estudios sobre cavitación pulmonar residual después de la TBP y calcular la incidencia global de la APC después de la TBP. Habiendo establecido que del 21% (Estados Unidos de América) al 35% (Taiwán, China) de los pacientes con TBP desarrollaron cavidades pulmonares y que alrededor del 22% de dichos pacientes desarrollaron APC, los autores aplicaron tasas de abandono anuales del 10%, 15% y 25% para calcular el rango de prevalencia para la APC en un periodo de cinco años. Los análisis se basaron en un modelo determinista.

Hallazgos

En 2007, se produjeron 7,7 millones de casos de TBP en todo el mundo, de los cuales se calcula que unos 372 000 desarrollaron APC: desde 11 400 en Europa hasta 145 372 en Asia Sudoriental. La prevalencia global en un periodo de cinco años fue de 1 174 000, 852 000 y 1 372 000 casos con tasas de abandono anuales del 15%, 25% y 10%, respectivamente. La tasa de prevalencia osciló de < 1 caso por cada 100 000 habitantes en los grandes países de Europa Occidental y los Estados Unidos de América a 42,9 por cada 100 000 habitantes en tanto Nigeria como la República Democrática del Congo. China e India presentaron tasas intermedias de prevalencia en un periodo de cinco años de 16,2 y 23,1 por cada 100 000 habitantes, respectivamente.

Conclusión

La carga global de la APC como consecuencia de la TBP es sustancial, algo que justifica que se continúe investigando. La APC podría ser la responsable de algunos casos de TBP con frotis negativo. Dado que la APC responde al tratamiento antifúngico a largo plazo, es necesario mejorar con urgencia la detección de los casos.

Compartir