Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Administración de vacunas por vía intradérmica: posibles beneficios y retos actuales

JK Hickling, KR Jones, M Friede, D Zehrung, D Chen & D Kristensen

La administración de los antígenos de una vacuna a través de la dermis y/o de la epidermis de la piel humana (es decir, la administración por vía intradérmica) podría resultar más eficaz que la inyección intramuscular o subcutánea, reduciendo de este modo los volúmenes de antígenos. Esta vía de administración permite reducir la dosis necesaria, según ha quedado demostrado mediante ensayos clínicos en algunas vacunas, aunque no en todas. La disminución de la dosis podría ser beneficiosa para los programas de inmunización, ya que se reducirían los gastos correspondientes a la compra, la distribución y el almacenamiento de las vacunas, al tiempo que se incrementaría su disponibilidad y eficacia. Los datos obtenidos sobre la administración de algunas vacunas por vía intradérmica están impulsando y justificando la necesidad de realizar más estudios y potenciar su desarrollo, si bien se han observado algunas lagunas de conocimiento y retos operativos como su reformulación, la optimización de su presentación y el desarrollo de nuevos dispositivos que ayuden a satisfacer las necesidades que conlleva la administración por vía intradérmica. Deberían crearse modelos de los costes y del posible ahorro que conllevaría la administración por vía intradérmica para poder ofrecer así unas expectativas realistas de los posibles beneficios y apoyar proyectos de inversión. La puesta en marcha y aplicación de la administración de vacunas por vía intradérmica exige más investigación y desarrollo, que dependen de la colaboración entre las numerosas partes implicadas dentro del ámbito de la inmunización.

Compartir