Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Antibióticos en niños con desnutrición grave: revisión sistemática de su eficacia, seguridad y farmacocinética

Marzia Lazzerini & David Tickell

Objetivo

Revisar sistemáticamente los datos que apoyan las directrices de la Organización Mundial de la Salud que recomiendan la administración de antibióticos de amplio espectro en niños con desnutrición grave (NDG).

Métodos

Se realizó una búsqueda en los resúmenes CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, LILACS, POPLINE, CAB y en los registros de ensayos en marcha. Nos pusimos en contacto con expertos en la materia. Se realizaron búsquedas manuales en listas de referencia y en actas de congresos. Se incluyeron todo tipo de estudios, excepto los informes de casos clínicos individuales.

Resultados

Se recuperaron dos ensayos controlados aleatorizados (ECA), un estudio comparativo del antes y el después y dos informes retrospectivos sobre eficacia clínica y seguridad, junto con 18 estudios de farmacocinética. La calidad del ensayo fue generalmente baja y los resultados no se pudieron agrupar debido a su heterogeneidad. El tratamiento con amoxicilina por vía oral durante 5 días resultó ser tan efectivo como la ceftriaxona intramuscular durante 2 días (1 ECA). La amoxicilina no superó los beneficios de un placebo para el tratamiento de niños con desnutrición grave que no presentaban otras complicaciones (1 estudio retrospectivo). La introducción de un tratamiento estandarizado con ampicilina y gentamicina redujo de manera significativa la mortalidad entre los niños hospitalizados (oportunidad relativa, OR: 4,0; intervalo de confianza del 95%, IC: 1,7–9,8; 1 estudio comparativo del antes y el después). El tratamiento con cloranfenicol por vía oral resultó ser tan efectivo como la combinación de trimetoprima y sulfametoxazol en el tratamiento de niños con neumonía (1 ECA). Los datos de farmacocinética sugieren que las dosis normales de penicilinas, asociación de trimetroprim y sulfametoxazol y gentamicina resultan seguras en niños malnutridos, mientras que, en el caso del cloranfenicol, deberían ajustarse las dosis o la frecuencia de administración. Las evidencias existentes no son lo suficientemente sólidas para aclarar más las recomendaciones sobre tratamientos de antibióticos en niños con desnutrición grave.

Conclusión

Es necesario realizar amplios ECA para definir el tratamiento óptimo con antibióticos de los niños con desnutrición grave con y sin complicaciones. También es necesario investigar mejor la toxicidad de la gentamicina y el cloranfenicol y la farmacocinética de la deftriaxona y de la ciprofloxacina.

Compartir