Boletín de la Organización Mundial de la Salud

La exposición al plomo en el suelo en los pueblos mineros peruanos: una evaluación nacional respaldada por la comparación entre dos ejemplos

Alexander van Geen, Carolina Bravo, Vladimir Gil, Shaky Sherpa & Darby Jack

Objetivo

Calcular qué parte de la población peruana residente en las inmediaciones de explotaciones mineras activas o cerradas podría estar expuesta a suelos contaminados con plomo.

Métodos

Se recopilaron las coordinadas geográficas de 113 minas activas, 138 plantas procesadoras de minerales y 3 fundiciones, así como de 7743 ubicaciones mineras cerradas. Se calculó la población residente en un radio de 5 km de dichos lugares a partir de los datos del censo del año 2000 y, además, en el año 2009 se trazó, por medio de un analizador de fluorescencia de rayos X de mano, un mapa del contenido de plomo del suelo en el histórico pueblo minero de Cerro de Pasco, así como de una mina nueva y una planta procesadora de metales cerca de la ciudad de Huaral.

Resultados

Los análisis espaciales indicaron que 1,6 millones de personas en Perú podrían estar viviendo en un radio de 5 km de una explotación minera activa o cerrada. Dos tercios de la población expuestos en potencia se correspondieron a 29 grupos de explotaciones mineras con una población superior a 10 000 habitantes. Dichos grupos incluyeron 112 explotaciones mineras activas y 3438 cerradas. En 35 de las 74 ubicaciones sometidas a prueba en Cerro de Pasco, los niveles de plomo en el suelo excedieron los 1200 mg/kg, el estándar de referencia para los suelos residenciales. Sin embargo, sólo 4 de las 47 ubicaciones sometidas a prueba alrededor de las explotaciones más nuevas cerca de Huaral superaron dicho estándar.

Conclusión

Es probable que la contaminación del suelo por plomo esté muy extendida en los pueblos mineros peruanos, sin embargo, el nivel de contaminación de las ubicaciones dista de ser uniforme. Se podría reducir la exposición infantil por ingesta de tierra trazando un mapa de los niveles de plomo en el suelo, publicando esa información y animando a las comunidades locales a aislar las áreas contaminadas de los niños.

Compartir