Boletín de la Organización Mundial de la Salud

La eficacia de un mes de abstinencia o de sexo sin riesgos para reducir la transmisión del VIH

Benjamin Armbruster & Aaron M Lucas

Objetivo

Construir un modelo determinista compartimental para explorar los efectos sobre la transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en una población en la que se practique la abstinencia sexual o se mantengan relaciones sexuales «sin riesgos» durante un mes cada año.

Métodos

Se construyó un modelo de transmisión del VIH para simular los efectos de la intervención (esto es, un mes al año en el que se practicara la abstinencia o el sexo sin riesgos durante el que no se produjera ninguna transmisión) en tres países, con numerosos supuestos optimistas. La reducción en la incidencia anual de la transmisión tomada como ejemplo atribuible a esta intervención de prueba se comparó con la observada en una intervención alternativa. En la última, las incidencias mensuales de transmisión se redujeron en una doceava parte de manera que, esencialmente, la interrupción de un mes se extendió uniformemente a lo largo de todo el año.

Resultados

Durante el primer año tomado como modelo, la intervención de prueba evitó solo un 2,5% (Kenya), 3,3% (Sudáfrica) y 1,6% (Swazilandia) más de infecciones por el VIH que la interrupción alternativa. Según el modelo, si la intervención de prueba se repitiera cada enero, evitaría solo un 2% (Kenya), 2% (Sudáfrica) y 1% (Swazilandia) más de infecciones por el VIH durante cinco años que la intervención alternativa.

Conclusión

Aunque no pareció notablemente más efectiva que la intervención alternativa, la intervención de prueba podría ser más viable y, por tanto, merecer más la pena. Antes de poder recomendar la intervención de prueba, es necesario evaluar la rentabilidad y viabilidad de tales interrupciones mensuales al año en la transmisión del VIH y compararse con las de otras intervenciones que podrían reducir las infecciones nuevas por el VIH tales como la circuncisión y las campañas de reducción del número de parejas sexuales.

Compartir