Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Disparidades regionales en China en la carga de morbilidad atribuible a la insalubridad del agua y a las deficiencias en el saneamiento

Elizabeth J Carlton, Song Liang, Julia Z McDowell, Huazhong Li, Wei Luo & Justin V Remais

Objetivo

Calcular la carga de morbilidad atribuible a la insalubridad del agua y a las deficiencias en el saneamiento e higiene en China con el fin de identificar los grupos de carga más elevada y de informar acerca de medidas de mejora.

Métodos

Se calculó la carga de morbilidad atribuible a la insalubridad del agua y a las deficiencias en el saneamiento e higiene en China para aquellas enfermedades provocadas por la exposición a suelos y aguas biológicamente contaminados (diarrea, helmintiasis y esquistosomiasis) y a la transmisión vectorial ocasionada por una gestión inadecuada de los recursos hídricos (malaria, dengue y encefalitis japonesa). Los datos se recopilaron a partir del sistema de notificación nacional sobre enfermedades infecciosas de China, las encuestas nacionales sobre helmintiasis y las encuestas nacionales sobre agua y saneamiento. A partir de los datos procedentes de la documentación china e internacional, se calculó la proporción de cada enfermedad atribuible a la insalubridad del agua y a las deficiencias en el saneamiento e higiene en China.

Resultados

En el año 2008, 327 millones de chinos no tenían acceso a agua potable canalizada y 535 millones no disponían de acceso a un saneamiento adecuado. En ese mismo año, la insalubridad del agua y las deficiencias en el saneamiento y la higiene se tradujeron en 2,81 millones de años de vida ajustados en función de la discapacidad (AVAD) y 62 800 muertes en el país. Además, el 83% de la carga atribuible se registró en niños con una edad inferior a los 5 años. Los AVAD per cápita fueron en aumento siguiendo un gradiente este-oeste y se observó la mayor carga en las provincias del interior, que contaban con los menores ingresos per cápita.

Conclusión

A pesar de los considerables esfuerzos realizados, China sigue necesitando iniciar proyectos de mejora de las infraestructuras, centrándose en aquellas provincias que han registrado un desarrollo económico más lento. Son necesarios un control mayor, un aumento de la supervisión normativa y una mayor transparencia gubernamental para calcular mejor los efectos que tienen en la salud humana las aguas contaminadas química y microbiológicamente y las deficiencias en el saneamiento y la higiene.

Compartir