Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Seguimiento de la aplicación del Código de prácticas mundial de la OMS sobre la contratación internacional de personal sanitario

Amani Siyam, Pascal Zurn, Otto Christian Rø, Gulin Gedik, Kenneth Ronquillo, Christine Joan Co, Catherine Vaillancourt-Laflamme, Jennifer dela Rosa, Galina Perfilieva & Mario Roberto Dal Poz

Objetivo

Presentar los resultados de la primera ronda de seguimiento de la aplicación global del Código de prácticas mundial de la OMS sobre la contratación internacional de personal sanitario («el Código»), un código voluntario adoptado en 2010 por los 193 Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Métodos

La OMS pidió a los Estados miembros que designaran a una autoridad nacional para facilitar el intercambio de información sobre la migración del personal y la aplicación del Código. Se envió una encuesta transversal con 15 preguntas sobre una variedad de temas relacionados con los 10 artículos incluidos en el Código a las autoridades designadas.

Resultados

Un total de 85 países designaron a una autoridad nacional. Solo 56 informaron sobre el estado de aplicación del Código, de los cuales 37 tomaron medidas para la aplicación del mismo, principalmente a través de la participación de las partes interesadas. En el 90 % de los países, los profesionales sanitarios migrantes disfrutan supuestamente de los mismos derechos y responsabilidades legales que el personal sanitario formado en el país. En el marco del Código, la cooperación en el ámbito del desarrollo del personal sanitario transciende las cuestiones sobre migración. Se necesita una base internacional de datos comparativos sobre la movilidad del personal sanitario, la cual solo puede desarrollarse mediante un enfoque de asociación múltiple colaborativo.

Conclusión

La elaboración de informes sobre la aplicación del Código ha sido insuficiente en todas las regiones de la OMS, excepto en una. Se requiere una mayor colaboración entre los actores estatales y no estatales a fin de dar a conocer el Código y reforzar su importancia como un marco eficaz para el diálogo político sobre las diversas formas de abordar la crisis del personal sanitario.

Compartir