Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Reforzar los recursos humanos para la salud a través de mecanismos informativos, de coordinación y responsabilidad: el caso de Sudán

Elsheikh Badr, Nazar A Mohamed, Muhammad Mahmood Afzal & Khalif Mohamud Bile

Situación

Los recursos humanos para la salud (RHS) en Sudán presentaban limitaciones debido a la escasez y mala distribución del personal sanitario, una gestión incompetente, la fragmentación de los servicios, la pérdida del personal sanitario en las zonas rurales y un sistema insuficiente de información sanitaria.

Enfoque

Se puso en marcha un proceso de «asesoramiento y coordinación nacional» a fin de reforzar el observatorio nacional de RHS, proporcionar una plataforma coordinadora para las partes interesadas, catalizar el apoyo de las políticas y la planificación de los RHS, armonizar la movilización de los recursos, reforzar las estructuras administrativas de los RHS, establecer centros de formación nuevos y mejorar la formación del personal sanitario de la comunidad.

Marco regional

El gobierno nacional de Sudán aprobó la autoridad estatal del sistema sanitario, pero muchos estados carecían de unos planes y estrategias de RHS coherentes. La escasez de instituciones de formación limitó en gran medida la creación de RHS y el despliegue adecuado y equitativo del personal sanitario en las zonas rurales.

Cambios importantes

El proceso de coordinación y asesoramiento nacional impulsó el establecimiento de un sistema de información de RHS sólido y el desarrollo de las capacidades y herramientas técnicas necesarias para el análisis de datos y la toma de decisiones y acciones basadas en pruebas científicas.

Lecciones aprendidas

El éxito del proceso de coordinación y asesoramiento nacional se consolidó gracias al apoyo coordinado de las partes interesadas, asentado sobre las pruebas sólidas de los desafíos en el ámbito de RHS y la responsabilidad compartida en la planificación y puesta en marcha de las respuestas para hacer frente a dichos desafíos. El apoyo tuvo como consecuencias el compromiso político y la movilización de recursos para los RHS. La promoción del liderazgo y la apertura de centros educativos deberían facilitar la formación, el despliegue y conservación del personal sanitario necesario para lograr una cobertura sanitaria universal.

Compartir