Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Las contribuciones del personal sanitario al desarrollo del sistema sanitario: una plataforma para la cobertura sanitaria universal

Viroj Tangcharoensathien, Supon Limwattananon, Rapeepong Suphanchaimat, Walaiporn Patcharanarumol, Krisada Sawaengdee & Weerasak Putthasri

Situación

En la década de 1970, Tailandia era un país de bajos ingresos con indicadores de salud deficientes y cobertura de servicios sanitarios insuficiente. Además, la infraestructura sanitaria local era particularmente precaria.

Enfoque

En la década de 1980, se comenzaron a aplicar las medidas para reducir las barreras geográficas al acceso a los servicios sanitarios, mejorar la infraestructura sanitaria a nivel local, aumentar en gran medida la disponibilidad de los medicamentos esenciales y formar a un personal sanitario competente, comprometido y dispuesto a prestar atención en las áreas rurales. Los sistemas de protección contra los riesgos financieros se expandieron para garantizar la accesibilidad a los servicios.

Marco regional

En Tailandia, los hospitales locales eran casi inexistentes en la década de 1960, por lo que se consideraba esencial ampliar la atención primaria de salud (APS), sobre todo en las zonas rurales pobres, para alcanzar la cobertura sanitaria universal (UHC). Las reformas a nivel nacional llevaron a cambios importantes en solo unas décadas.

Cambios importantes

En los últimos 30 años, la disponibilidad y la distribución del personal sanitario, así como sus capacidades y competencias, han mejorado en gran medida, junto con los indicadores nacionales de salud. Entre 1980 y 2000 aumentó considerablemente la cobertura que incluía servicios de salud maternoinfantiles. En 2002, Tailandia alcanzó la cobertura sanitaria universal. El desarrollo del sistema sanitario general, especialmente la ampliación del personal sanitario, dio como fruto un sistema de atención primaria de la salud operativo.

Lecciones aprendidas

Disponer de un personal sanitario competente y comprometido ayudó a fortalecer el sistema de atención primaria de salud a nivel local. Fue vital mantener el enfoque de las políticas en el desarrollo de los recursos humanos en sanidad (RHS) por un mayor periodo, junto con un enfoque integral para el desarrollo de los recursos humanos en sanidad, basado en la integración de las diferentes intervenciones del sector de los recursos humanos en sanidad, y la unión de dichas intervenciones con otros esfuerzos más amplios para fortalecer otros dominios de los sistemas sanitarios.

Compartir