Boletín de la Organización Mundial de la Salud

El salario del personal sanitario en los Estados miembros de la OMS

P Hernandez-Peña, JP Poullier, CJM Van Mosseveld, N Van de Maele, V Cherilova, C Indikadahena, G Lie, T Tan-Torres & David B Evans

Objetivo

Mostrar los datos disponibles sobre el capital que los Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) destinaron a remunerar al personal sanitario en los sectores público y privado.

Métodos

Se extrajeron datos sobre el gobierno y el coste salarial total del personal sanitario mediante una revisión de los documentos oficiales de la base de datos Global Health Expenditure Database de la OMS, y directamente de los funcionarios del país y los sitios web oficiales de los países. Este informe presenta los datos en millones de unidades monetarias nacionales por año natural destinados al personal sanitario, asalariado y no asalariado, a través de la clasificación de países por los grupos salariales que emplea el Banco Mundial. Se presentan como un porcentaje del producto interior bruto (PIB), el coste sanitario total y el coste sanitario general de los gobiernos. También se evaluó el cambio salarial anual promedio (es decir, la tasa del crecimiento anual compuesto) entre los años 2000 y 2012 como una función de estos parámetros.

Resultados

En general, los pagos al personal sanitario de cualquier tipo representaron más de un tercio del coste total en salud entre los países. Estos pagos han aumentado a mayor velocidad que los PIB de los países, pero a menor velocidad que el coste sanitario total y el coste sanitario general de los gobiernos. El salario del personal sanitario, por su parte, ha aumentado a mayor velocidad que el de los trabajadores de otros sectores.

Conclusión

En su esfuerzo por alcanzar la cobertura sanitaria universal (UHC), los países tendrán que destinar una mayor proporción de su PIB a la sanidad y al salario de los trabajadores sanitarios. Sin embargo, la fracción del coste sanitario total derivado del pago del personal sanitario parece reducirse, en parte porque para alcanzar la cobertura sanitaria universal es necesario fortalecer el sistema sanitario en su conjunto.

Compartir