Boletín de la Organización Mundial de la Salud

La eliminación de las tarifas a los usuarios no garantiza la cobertura sanitaria universal: observaciones desde Burkina Faso

Samia Laokri, Olivier Weil, K Maxime Drabo, S Mathurin Dembelé, Benoît Kafando & Bruno Dujardin

En teoría, la eliminación de las tarifas a los usuarios pone los servicios sanitarios al alcance de todos, incluidas las personas muy pobres. Cuando Burkina Faso adoptó la estrategia DOTS para el control de la tuberculosis, la intención era brindar atención sanitaria gratuita contra dicha enfermedad. En los años 2007 y 2008, se emplearon entrevistas para recoger información de 242 pacientes bacilíferos de tuberculosis pulmonar que se inscribieron en el programa nacional para el control de la tuberculosis en seis distritos rurales. Se calculó que los costes directos medios asociados con la tuberculosis ascendieron a 101 dólares estadounidenses (US$) por paciente. Estos costes representaron el 23% de los ingresos anuales medios en el hogar del paciente. Al parecer, tres cuartas partes de los pacientes entrevistados tuvieron que hacer frente a gastos sanitarios «catastróficos» durante el transcurso de la atención sanitaria. Las deficiencias en el sistema y las políticas sanitarias parecen ser responsables de casi la mitad de todos los costes directos (45 US$ por paciente). Aunque los hogares de los pacientes desarrollaron estrategias de supervivencia, éstas tuvieron efectos adversos de largo alcance en la calidad de vida de los miembros del hogar, así como en la estabilidad socioeconómica del mismo. Cada paciente de tuberculosis se ausentó de su trabajo una media de 45 días como consecuencia de la enfermedad. Para una población que vive por debajo del límite de la pobreza, cualquier fallo en la prestación de servicios sanitarios aumenta el riesgo de tener que hacer frente a gastos sanitarios «catastróficos», agrava las desigualdades socioeconómicas y reduce la probabilidad de recibir un tratamiento apropiado y recuperarse. En Burkina Faso, la estrategia de atención sanitaria «gratuita» para los pacientes con tuberculosis no ha tenido un éxito absoluto. Las presentes observaciones deberían ayudar a definir las estrategias globales a partir del año 2015 para la atención sanitaria, la prevención y el control de la tuberculosis.