Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Cáncer de cuello uterino y de mama en las Américas: situación actual y posibilidades de actuación

Silvana Luciani, Anna Cabanes, Elisa Prieto-Lara & Vilma Gawryszewski

Objetivo

Entender mejor la situación regional actual y la respuesta por parte de la sanidad pública al cáncer de cuello uterino y de mama femenino en las Américas.

Métodos

A partir de la Base de datos de mortalidad regional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se obtuvieron y analizaron los datos sobre el cáncer de cuello uterino y de mama femenino en 33 países desde el año 2000 hasta el último año del que se disponen datos. Los cambios en las tasas de mortalidad durante el periodo de estudio (en todos los países, excepto en aquellos con poblaciones pequeñas y grandes fluctuaciones en ciclos temporales de datos sobre la mortalidad) se calcularon mediante modelos de regresión de Poisson. Asimismo, se analizó la información del Estudio de capacidad nacional de la OPS sobre enfermedades no transmisibles.

Resultados

Las Bahamas, Trinidad y Tobago y Uruguay mostraron tasas relativamente altas de mortalidad por cáncer de mama, mientras que en El Salvador, Nicaragua y Paraguay se observaron los tres mayores índices de mortalidad por cáncer de cuello uterino. Las tasas de mortalidad por ambos tipos de cáncer son elevadas en varios países, especialmente en Paraguay y Venezuela. Aunque la mortalidad por cáncer de cuello uterino, por lo general, ha ido disminuyendo en las Américas, sólo en algunos países de la Región de las Américas se ha podido constatar una disminución de la mortalidad por cáncer de mama. Según los informes, todos menos uno de los 25 países del continente americano incluidos en el Estudio de capacidad nacional de la OPS disponen de servicios de salud pública destinados a la detección y al tratamiento del cáncer de mama y de cuello uterino.

Conclusión

La sanidad pública de la mayoría de los países de las Américas tiene capacidad suficiente para detectar y tratar el cáncer de mama y de cuello uterino y, por tanto, el potencial necesario para reducir la carga que representan estos tipos de cáncer.