Boletín de la Organización Mundial de la Salud

La influencia de la desregulación del mercado en el consumo de comida rápida y el índice de masa corporal: un análisis de series temporales entre países

Roberto De Vogli, Anne Kouvonen & David Gimeno

Objetivo

Investigar el efecto del consumo de la comida rápida en el índice de masa corporal promedio de la población (IMC) y explorar la posible influencia de la desregulación del mercado en el consumo de comida rápida y el IMC.

Métodos

Entre 1999 y 2008, se exploró la relación dentro de los países entre el consumo de comida rápida y el IMC en 25 países de ingresos altos, miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, a través de modelos de regresión de panel multivariante, tras ajustar el producto interior bruto per cápita, la urbanización, la apertura comercial, los indicadores de estilo de vida y otras covariables. También se analizó el posible efecto mediador del consumo anual per cápita de refrescos, grasa animal y calorías totales en la relación entre el consumo de comida rápida y el IMC. Se realizaron modelos de regresión de mínimos cuadrados de dos etapas, usando la libertad económica como variable instrumental, para estudiar el efecto causal del consumo de comida rápida en el IMC.

Resultados

Tras corregir las covariables, cada aumento de 1 unidad de transacciones anuales de comida rápida per cápita se asoció con un aumento de 0,033 kg/m2 del IMC normalizado por edad (intervalo de confianza del 95 %, IC: 0,013–0,052). Solo la ingesta de bebidas (no la grasa animal ni las calorías totales) interfirió en la asociación observada (β: 0,030; IC del 95 %: 0,010–0,050). La libertad económica funcionó como indicador independiente del consumo de comida rápida (β: 0,27; IC del 95 %: 0,16–0,37). Cuando se usó la libertad económica como variable fundamental, la relación entre comida rápida e IMC fue más débil, pero siguió siendo significativa (β: 0,023; IC del 95 %: 0,001–0,045).

Conclusión

El consumo de comida rápida es un indicador independiente del índice de masa corporal promedio en países de altos ingresos. Las políticas de desregulación del mercado pueden contribuir a la epidemia de obesidad, al facilitar la difusión de la comida rápida.

Compartir