Boletín de la Organización Mundial de la Salud

¿Garantizan las leyes de control nacional de drogas la disponibilidad de opiáceos para fines médicos y científicos?

S Asra Husain, Marty Skemp Brown & Martha A Maurer

Objetivo

Determinar si las leyes de control nacional de drogas garantizan la disponibilidad de opiáceos para fines médicos y científicos según lo previsto por la enmienda del Protocolo de 1972 de la Convención única de 1961 sobre estupefacientes.

Métodos

Los autores examinaron si el texto de una muestra de conveniencia de leyes sobre drogas procedentes de 15 países: (i) reconocía que los opiáceos son indispensables para el alivio del dolor y el sufrimiento; (ii) reconocía que el gobierno era responsable de garantizar la prestación adecuada de estas drogas para fines médicos y científicos; (iii) designaba a un órgano administrativo para la aplicación de las convenciones de fiscalización internacional de drogas; y (iv) reconocía la intención de los gobiernos de aplicar las convenciones internacionales, incluyendo la Convención única.

Resultados

Se halló que la mayoría de las legislaciones nacionales no contienen medidas que garanticen la prestación adecuada de opiáceos para fines médicos y científicos. Por otra parte, la legislación modelo que proporcionó la oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito no obligaba a los gobiernos nacionales a asegurar la disponibilidad de estas drogas para uso médico.

Conclusión

Para lograr la coherencia con la Convención única, así como con las resoluciones asociadas y las recomendaciones de organismos internacionales, deben actualizarse las leyes de control nacional de drogas y las políticas del modelo, a fin de incluir medidas que garanticen la disponibilidad de las drogas para equilibrar las restricciones impuestas por las medidas de control de drogas actuales, necesarias para prevenir el uso desviado y no médico de tales drogas.

Compartir