Boletín de la Organización Mundial de la Salud

La exposición global al metilmercurio a partir del consumo de pescado y marisco y el riesgo de neurotoxicidad del desarrollo: una revisión sistemática

Mary C Sheehan, Thomas A Burke, Ana Navas-Acien, Patrick N Breysse, John McGready & Mary A Fox

Objetivo

Examinar los biomarcadores de la ingesta de metilmercurio (MeHg) en mujeres y niños procedentes de poblaciones que consumen pescados y mariscos a nivel global y describir el riesgo comparativo de neurotoxicidad del desarrollo fetal.

Métodos

Se realizó una búsqueda de la literatura publicada que informa sobre el mercurio total (Hg) en el cabello y la sangre de mujeres y niños. Estos biomarcadores son medidas indirectas validadas de MeHg, una neurotoxina que se encuentra sobre todo en el pescado y marisco. Se extrajeron biomarcadores de gama media y alta, los cuales se estratificaron por contexto de consumo de pescado y marisco y se agruparon por categorías. Se compararon las medianas de las distribuciones por grupos de gama media y alta con el nivel de referencia establecido por un comité mixto de expertos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Resultados

164 estudios de mujeres y niños de 43 países cumplieron los criterios de selección. El grupo de biomarcadores de gama media indica una ingesta de MeHg varias veces superior a la referencia de la FAO/OMS en los ribereños que consumen pescado que viven cerca de una pequeña mina de oro, y muy superior a la referencia en los consumidores de mamíferos marinos en las regiones árticas. En las regiones costeras del sudeste de Asia, el Pacífico occidental y el Mediterráneo, los biomarcadores de gama media se acercan a la referencia. Aunque el riesgo de neurotoxicidad es mayor en los dos grupos anteriores que en el último, las regiones costeras albergan el mayor número de personas en riesgo. En todas las categorías, los biomarcadores de alta gama indican que la ingesta de MeHg es superior al valor de referencia.

Conclusión

Se necesitan políticas que reduzcan la exposición al Hg entre mujeres y niños, así como una vigilancia en las poblaciones de alto riesgo, la mayoría de las cuales viven en países de bajos y medianos ingresos.

Compartir