Cáncer

Cribado y detección precoz del cáncer

Detección precoz del cáncer

La detección precoz del cáncer aumenta enormemente las posibilidades de que el tratamiento resulte eficaz. Los componentes principales de la detección precoz del cáncer son dos: la educación para promover un diagnóstico precoz y el cribado.

Si se reconocen las posibles señales de alerta del cáncer y se toman medidas con rapidez puede llegarse a un diagnóstico precoz. Un mayor conocimiento de las posibles señales de alerta del cáncer entre los médicos, el personal de enfermería y otros dispensadores de atención de salud, así como entre el público en general, puede tener un gran impacto en la enfermedad. Algunas de las señales iniciales del cáncer son la aparición de bultos, llagas que no cicatrizan, sangrado anormal, indigestión persistente y ronquera crónica. El diagnóstico precoz es especialmente importante en el cáncer de mama, cuello uterino, boca, laringe, colon y recto, y piel.

Cribado

Por «cribado» se entiende la utilización de pruebas sencillas en una población sana con el fin de detectar sistemáticamente a las personas que aún no presentan ningún síntoma pese a sufrir una determinada enfermedad. Pueden citarse como ejemplos el cribado del cáncer de mama mediante mamografía y el del cáncer del cuello del útero con métodos de detección citológica, en particular la prueba de Papanicolaou. Los programas de cribado deben realizarse sólo cuando su eficacia se ha demostrado y cuando se dispone de recursos (personal, equipo, etc.) suficientes para abarcar el grupo destinatario casi por completo y de instalaciones para confirmar el diagnóstico y proceder con el tratamiento y el seguimiento de las personas que han dado resultados anormales, y cuando la prevalencia de la enfermedad es lo suficientemente elevada como para justificar el esfuerzo que supone el programa de cribado y sus costos.

Tomando como base las pruebas científicas disponibles, el cribado poblacional masivo está justificado solo para el cáncer de mama y del cuello del útero, utilizando la mamografía y la detección citológica, en los países donde se dispone de recursos para obtener una amplia cobertura de la población. Hay varios estudios en curso destinados a evaluar métodos de cribado de bajo costo que puedan aplicarse y mantenerse en situaciones de escasez de recursos. La inspección visual con ácido acético, por ejemplo, puede convertirse en un futuro próximo en un método eficaz para la detección sistemática del cáncer del cuello del útero. Hacen falta más estudios para evaluar métodos mamográficos alternativos de bajo costo, como el examen clínico de mama.

Más información sobre el cribado del cáncer

Información esencial sobre la OMS

Directora General
Directora General y personal directivo superior

Gobernanza de la OMS
Constitución de la OMS, Consejo Ejecutivo y Asamblea Mundial de la Salud

Centro de prensa
Noticias, eventos, notas descriptivas, material multimedia y contactos

Informe sobre la salud en el mundo
Informe anual sobre salud pública mundial y datos estadísticos clave