Medicamentos esenciales para niños

Preguntas y respuestas

1- ¿No existen ya medicamentos para los niños?

Sí, pero hay muchos medicamentos esenciales que no existen en formas farmacéuticas aptas para los niños o acerca de cuya eficacia y seguridad en los niños no existe información suficiente. En la actualidad, muchos medicamentos para enfermedades prioritarias no están desarrollados para los niños, y si lo están no llegan a los que más los necesitan. En niños con enfermedades crónicas como el VIH/SIDA, que deben tomar muchos medicamentos cada día, son preferibles las combinaciones de dosis fijas (varios fármacos en un mismo comprimido). Sin embargo, las escasas combinaciones de dosis fijas existentes para uso pediátrico son generalmente tres veces más caras que las formas farmacéuticas para adultos.

2- ¿Cuál es su importancia?

En niños con enfermedades crónicas como el VIH/SIDA, que deben tomar muchos medicamentos cada día, son preferibles las combinaciones de dosis fijas (varios fármacos en un mismo comprimido). Sin embargo, las escasas combinaciones de dosis fijas existentes para uso pediátrico son generalmente tres veces más caras que las formas farmacéuticas para adultos.

3- ¿Por qué ahora?

En 2007 se cumplieron 30 años de la publicación de la primera Lista Modelo OMS de Medicamentos Esenciales. A lo largo del tiempo se han ido incluyendo medicamentos pediátricos en esa lista, pero no se ha hecho un examen exhaustivo de qué medicamentos pediátricos están disponibles, cuáles son necesarios y qué hace falta para solucionar las deficiencias existentes.

4- ¿Cuáles son las áreas prioritarias en materia de medicamentos?

Las áreas prioritarias son el VIH/SIDA, el paludismo, la neumonía, la tuberculosis y la diarrea, que en su conjunto son responsables de más del 50% de las muertes de menores de 5 años. El objetivo de la iniciativa es garantizar que los medicamentos y formulaciones apropiados para tratar estas enfermedades estén disponibles y sean accesibles.

5- ¿Cuáles son las metas concretas de la OMS?

En los próximos 5 años, con la ayuda de todas las partes interesadas, la campaña tratará de afrontar los aspectos prioritarios en la investigación de antituberculosos de segunda línea (para la tuberculosis resistente a los medicamentos existentes); medicamentos para la coinfección por el VIH y el bacilo de la tuberculosis, y medicamentos para enfermedades desatendidas como la esquistosomiasis, la filariasis y las helmintiasis transmitidas por el suelo.

Asimismo, tratará de fomentar el desarrollo de cuatro combinaciones de dosis fijas (CDF) de calidad garantizada para el paludismo, cuatro CDF para el VIH/SIDA, tres CDF para la tuberculosis y antibióticos para las infecciones neonatales.

Con respecto al acceso, la campaña tiene previsto abordar los problemas relacionados con los analgésicos, las sales de rehidratación oral con zinc en todas las zonas con alta incidencia de enfermedades diarreicas, los antibióticos contra la neumonía específicos para los niños y los medicamentos antiasmáticos.

6- ¿Cómo piensa la OMS alcanzar esos objetivos?

La OMS galvanizará la acción de las partes interesadas (en materia de legislación, reglamentación y políticas por parte de los gobiernos, de investigación por parte de las instituciones universitarias y el sector privado, de producción por parte de la industria, y de financiación por parte de los donantes); proporcionará a la industria información clave sobre las necesidades de salud pública; asesorará a los países en cuestiones relacionadas con la calidad, la seguridad, la eficacia y la gestión de suministros, y proporcionará al personal asistencial información sobre dosis, estructuras y directrices terapéuticas.

Compartir