Enfermedades crónicas y promoción de la salud

Prevención de las enfermedades crónicas


Error #5. La historia de Faiz Mohammad

ERROR#5: Las enfermedades crónicas son el resultado
de "modos de vida" poco sanos

Muchos creen que, si una persona desarrolla una enfermedad crónica como consecuencia de un modo de vida poco saludable, no debe culpar de ello a nadie excepto a sí mismo. La verdad es que la responsabilidad individual sólo puede ejercerse plenamente cuando los individuos gozan de acceso equitativo a una vida sana y disponen de apoyo para tomar decisiones saludables. La intervención de las autoridades públicas es crucial para mejorar la salud y el bienestar de la población y ofrecer una protección especial a los grupos vulnerables.

Ello se aplica en especial a los niños, que no pueden elegir el entorno en el que viven, ni su dieta ni la exposición pasiva al humo de tabaco. Los niños, además, no pueden entender cabalmente las consecuencias de su comportamiento a largo plazo. Las personas pobres también tienen pocas alternativas a la hora de elegir alimentos, condiciones de vida y acceso a educación y atención sanitaria. El apoyo a las decisiones de salud correctas, sobre todo de quienes sin él no podrían permitírselas, reduce los riesgos y las desigualdades sociales.

"La gente se pregunta por qué caí enfermo": Faiz Mohammad, 40 años, Pakistán (diabetes)

Durante los últimos 20 años Faiz Mohammad ha sido víctima de malentendidos en torno a su enfermedad. Se casó a los dos años de que se le diagnosticara diabetes, y recuerda los problemas que tuvo para obtener el consentimiento de sus futuros suegros. "Eran bastante reacios a entregar a su hija a alguien con diabetes. No confiaban en mí. Creían que no podría mantener una familia", explica Faiz.

Más de las tres cuartas partes de las muertes relacionadas con la diabetes se producen en los países de ingresos bajos y medios

Cuidador de ganado acostumbrado a trabajar duro, padre de tres muchachos, Faiz considera que con 48 años lleva una vida normal. Así y todo, aun después de todos estos años, sigue tropezando con todo tipo de obstáculos que le resulta muy difícil superar. "La gente se pregunta por qué caí enfermo súbitamente. Creen que hice algo malo y que estoy siendo castigado." El propio Faiz tiene algunas ideas erróneas sobre su enfermedad. Por ejemplo, cree que la diabetes es contagiosa y que puede transmitírsela sexualmente a su mujer. "Tengo miedo de contaminarla porque la gente no para de advertirme que eso es lo que ocurrirá", dice. Faiz se somete a un chequeo y compra insulina cada dos meses en el dispensario local. Dice que no le informan con claridad sobre la enfermedad, y querría saber dónde podría encontrar respuesta para todas sus preguntas.

Compartir