Enfermedades crónicas y promoción de la salud

Prevención de las enfermedades crónicas


Meta mundial para 2015

Prevención de las enfermedades crónicas -
meta mundial para 2015

Alentado por los logros alcanzados en países como Australia, el Canadá, los Estados Unidos, Polonia y el Reino Unido, este informe prevé muchos más progresos en los años venideros. Pero, siendo realistas, ¿cuánto puede conseguirse para el año 2015? Tras sopesar detenidamente todos los datos disponibles, el informe ofrece a la comunidad de salud pública una nueva meta mundial: reducir las tasas de mortalidad por todas las enfermedades crónicas en un 2% anual adicional respecto a las tendencias actuales durante los próximos 10 años. Esta audaz meta se añade por tanto a las disminuciones de las tasas de mortalidad por edad ya previstas para muchas enfermedades crónicas y se traduciría en la prevención de 36 millones de defunciones por enfermedades crónicas de aquí al año 2015, la mayoría en los países de ingresos bajos y medios. El logro de esa meta mundial reportaría además grandes beneficios económicos a los países.

Cada muerte evitada representa ya un avance, pero la meta tiene también otra parte positiva: casi la mitad de esas defunciones evitadas corresponderían a hombres y mujeres de menos de 70 años, y casi nueve de cada 10 de ellas beneficiarían a países de ingresos bajos y medios. Prolongar esas vidas en beneficio de los interesados, de sus familias y de las comunidades es de por sí el más preciado de los objetivos. Se trata de una meta mundial ambiciosa y audaz, pero no hay que considerarla ni exagerada ni poco realista. Los medios para lograrla, basados en la evidencia y en las prácticas óptimas de los países que han logrado esos avances, se exponen en las partes 3 y 4 del informe.

36 000 000 de vidas se podrían salvar

Estimación mundial de las muertes que se evitarían si se alcanza la meta global
Compartir