Enfermedades crónicas y promoción de la salud

Prevención de las enfermedades crónicas


Primeras medidas

Cada país, independientemente de su nivel de recursos, tiene al alcance la posibilidad de introducir mejoras importantes en la prevención y el control de las enfermedades crónicas, y de adoptar medidas para alcanzar la meta mundial. Se necesitan recursos sin duda, pero se pueden conseguir muchas cosas a un costo reducido, y los beneficios superan ampliamente los costos. El liderazgo es esencial, y tendrá mucho más impacto que la simple inversión de capital adicional en unos sistemas de salud sobrecargados.

Hay importantes actividades a llevar a cabo en los países en todas las fases de desarrollo. En los países más pobres, muchos de los cuales están experimentando repuntes de los riesgos de enfermedades crónicas, es fundamental que se apliquen políticas de apoyo para reducir los riesgos y frenar las epidemias antes de que se afiancen. En los países con problemas arraigados de enfermedades crónicas se requerirán medidas adicionales no sólo para prevenir los problemas de salud, sino también para manejar las enfermedades y las discapacidades.

En la parte 4 de este informe se describe el marco progresivo necesario para aplicar las medidas recomendadas. Dicho marco brinda un enfoque de salud pública flexible y práctico para ayudar a los ministerios de salud a equilibrar las diversas necesidades y prioridades a la hora de implementar intervenciones basadas en la evidencia. Aunque no puede haber una receta única para aplicarlas – cada país debe considerar diversos factores al establecer sus prioridades –, el marco progresivo facilitará considerablemente la prevención y el control de las enfermedades crónicas y ayudará a los países en sus esfuerzos destinados a alcanzar la meta mundial en 2015.

MARCO PROGRESIVO:

Compartir