Enfermedades crónicas y promoción de la salud

Prevención de las enfermedades crónicas


Factores de riesgo generalizados

1000 millones de personas tienen exceso de peso

Las enfermedades crónicas graves tienen por causa factores de riesgo comunes y modificables. Dichos factores de riesgo explican la gran mayoría de las muertes por ese tipo de enfermedades a todas las edades, en hombres y mujeres y en todo el mundo. Entre ellos destacan:

  • una alimentación poco sana;
  • la inactividad física;
  • el consumo de tabaco.

Cada año, como mínimo:

  • 4,9 millones de personas mueren de resultas del tabaco;
  • 2,6 millones de personas mueren como consecuencia de su sobrepeso u obesidad;
  • 4,4 millones de personas mueren como resultado de unos niveles de colesterol total elevados;
  • 7,1 millones de personas mueren como resultado de una tensión arterial elevada.

Una amenaza creciente

Se prevé que las defunciones por el conjunto de enfermedades infecciosas, dolencias maternas y perinatales y carencias nutricionales disminuirán en un 3% durante los próximos 10 años, y que las defunciones por enfermedades crónicas aumentarán un 17% en ese mismo periodo. Eso significa que de los 64 millones de personas que fallecerán en 2015, 41 millones lo harán de enfermedades crónicas, a menos que se tomen medidas urgentes.

388 millones de personas morirán en los próximos 10 años de una enfermedad crónica

La respuesta mundial es insuficiente

Pese a algunos éxitos mundiales, como el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS), que constituye el primer instrumento jurídico destinado a reducir las defunciones y las enfermedades relacionadas con el tabaco en todo el mundo, las actividades internacionales de salud y desarrollo han descuidado en general las enfermedades crónicas. Además, este tipo de enfermedades - la principal causa de morbimortalidad en adultos en todas las regiones del mundo - no figuran entre las metas mundiales de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM); no obstante, como se reconoce en una publicación reciente de la OMS sobre la salud y los ODM, es posible incluirlas en el Objetivo 6 (Lucha contra el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades). La salud entendida en sentido más amplio, incluida la prevención de las enfermedades crónicas, contribuye a la reducción de la pobreza y por lo tanto al Objetivo 1 (Erradicar la pobreza extrema y el hambre, La salud y los Objetivos de Desarrollo del Milenio. OMS 2005). En respuesta a sus necesidades, varios países han adaptado ya sus metas e indicadores de los ODM para incluir las enfermedades crónicas y/o sus factores de riesgo; en la parte 2 se hace referencia a algunos de esos países.

En el presente informe se demuestra que las enfermedades crónicas dificultan el crecimiento económico y reducen el potencial de desarrollo de los países, y esto se aplica en especial a los países de rápido crecimiento económico, como China y la India. Sin embargo, es importante que la prevención se aborde en el contexto de las actividades internacionales de salud y desarrollo, incluso en países menos adelantados, como la República Unida de Tanzanía, que ya están experimentando un repunte de los riesgos de enfermedades crónicas y de las defunciones asociadas.

Compartir