Centros colaboradores

Más información sobre los centros colaboradores


Gestión y evaluación

La responsabilidad de llevar adelante la colaboración con un centro incumbe principalmente al programa técnico que pone en marcha el proceso de designación. La interacción entre las unidades técnicas situadas en las regiones y la Sede garantiza que toda la Organización pueda beneficiarse de la colaboración con un centro. En la Sede y en cada oficina regional de la OMS se nombra un enlace para que gestione y coordine los procedimientos y datos reglamentarios tocantes a los centros colaboradores. También se han elaborado planes y directrices generales comunes a todos los programas y regiones para gestionar y supervisar la colaboración con los centros.

Para que la colaboración resulte fructífera hay que procurar en especial que el mandato y los planes de trabajo del centro sean definidos colectivamente, con participación de la propia institución, la oficina regional y la correspondiente unidad técnica de la Sede. El plan de trabajo debe contener objetivos y resultados previstos claramente definidos y vinculados de forma expresa a las actividades que figuran en el presupuesto por programas de la OMS. La colaboración debe discurrir de tal manera que resulte de utilidad para la Organización, lo que supone que ésta le dedique tiempo de trabajo de su propio personal, así como otros recursos, aunque no necesariamente apoyo financiero directo.

La responsabilidad técnica fundamental de evaluar el trabajo realizado por un centro colaborador de la OMS incumbe al gestor del programa correspondiente, secundado, si la magnitud y complejidad de la cuestión analizada así lo exigen, por los comités consultivos de investigaciones sanitarias, tanto regionales como mundial, y por consultores externos sobre salud, por ejemplo miembros de cuadros de expertos.

El seguimiento se efectúa de modo continuo, y al final del año cada centro colaborador debe presentar un informe sobre las actividades realizadas en colaboración con el correspondiente programa de la OMS. En este informe debe dar cuenta de la marcha del plan de trabajo, señalar eventuales dificultades y formular propuestas para mejorar en el futuro el funcionamiento de la colaboración. Transcurrido el periodo de cuatro años de designación, se procede a una evaluación final, en la que se valoran el apoyo de la OMS a las relaciones de colaboración con el centro y el uso real que haya hecho de ellas la Organización. No cabe tomar decisión alguna sobre la renovación de la designación de un centro hasta haber evaluado exhaustivamente el funcionamiento de la colaboración hasta la fecha, así como su vigencia en función de la evolución de las necesidades y políticas de la OMS.

Para facilitar la gestión, la colaboración y el trabajo en red se ha creado un sistema mundial de información sobre todos los centros colaboradores de la OMS para que, desde cualquier lugar del mundo, puedan acceder a él el personal de la OMS, los centros colaboradores y, a la larga, los Estados Miembros y todo profesional relacionado con la salud pública. Con la celebración de reuniones periódicas de ámbito nacional o regional sobre temas concretos se facilitan el intercambio de experiencias y la colaboración entre centros.

Compartir