Preparación y respuesta ante emergencias

Definiciones provisionales con fines de notificación a la OMS de los casos de infección por síndrome respiratorio de Oriente Medio por coronavirus (MERS-CoV)

Definiciones provisionales de los casos al 14 de julio de 2015

Estas definiciones de los casos se han revisado teniendo en cuenta la nueva información recopilada desde que se publicaron las definiciones anteriores. La OMS seguirá revisándolas y actualizándolas a medida que obtenga nueva información.

Estas definiciones están destinadas a la clasificación y la notificación, por lo que no deben considerarse como recomendaciones acerca de quién debe ser sometido a análisis ni cuándo.

Cambio fundamental en esta actualización del 14 de julio de 2015

No ha habido cambios.

Caso confirmado

Persona con infección por coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) confirmada mediante pruebas de laboratorio 1, independientemente de los signos y síntomas clínicos.

Caso probable

Definición 1

  • Enfermedad respiratoria aguda febril con signos clínicos, radiológicos o histopatológicos de enfermedad pulmonar parenquimatosa (por ejemplo, neumonía o síndrome de distrés respiratorio agudo)
    Y
    vínculo epidemiológico directo con un caso confirmado de infección por MERS-CoV2
    Y
    pruebas de laboratorio para MERS-CoV no disponibles, negativas en una única muestra inadecuada3 o no concluyentes.4

Definición 2

  • Enfermedad respiratoria aguda febril con signos clínicos, radiológicos o histopatológicos de enfermedad pulmonar parenquimatosa (por ejemplo, neumonía o síndrome de distrés respiratorio agudo)
    EN
    persona que resida o haya viajado a Oriente Medio o a países en los que se sabe que hay MERS-CoV circulando entre los dromedarios o en los que recientemente haya habido infecciones humanas
    Y
    pruebas de laboratorio para MERS-CoV no concluyentes3

Definición 3

  • Enfermedad respiratoria aguda febril, independientemente de su gravedad
    Y
    vínculo epidemiológico directo2 con un caso confirmado de infección por MERS-CoV
    Y
    pruebas de laboratorio para MERS-CoV no concluyentes.4

Notas

1La confirmación de laboratorio puede hacerse por serología o detección de ácidos nucleicos del virus. La presencia de estos puede confirmarse mediante una PCR-RT positiva para un mínimo de dos dianas genómicas específicas, o para una sola diana con secuenciación de una segunda. La confirmación serológica requiere que se demuestre la seroconversión en dos muestras, a ser posible obtenidas con un intervalo de 14 días entre ambas, mediante una prueba de cribado (ELISA, inmunofluorescencia) y otra de neutralización. De cualquier modo, para seguir las normas más recientes acerca de la confirmación de laboratorio, deben consultarse siempre las recomendaciones provisionales sobre las pruebas de laboratorio para MERS-CoV.

2Un vínculo epidemiológico directo con un caso confirmado de infección por MERS-CoV puede consistir en:

  • Exposición asociada a la atención sanitaria, como prestar atención directa a pacientes infectados por MERS-CoV, trabajar con profesionales sanitarios infectados por MERS-CoV, visitar a pacientes o permanecer en el mismo entorno cerrado que una persona infectada por MERS-CoV;
  • Trabajar junto o muy cerca de alguien infectado por MERS-CoV, o compartir con él la misma aula;
  • Viajar junto con alguien infectado por MERS-CoV en cualquier tipo de medio de transporte;
  • Compartir hogar con alguien infectado por MERS-CoV.
  • El vínculo epidemiológico puede haberse producido en un periodo de 14 días anteriores o posteriores al inicio de la enfermedad en el caso en cuestión.

3Entre las muestras inadecuadas se incluyen los frotis nasofaríngeos no acompañados de una muestra de vías respiratorias más bajas, así como las muestras que no hayan sido manipuladas adecuadamente, que el laboratorio que realice las pruebas considere de mala calidad o que hayan sido obtenidas demasiado tarde en el curso de la enfermedad.

4Entre las pruebas no concluyentes se encuentran:

  • Una prueba de cribado positiva mediante PCR-RTr para una única diana genómica, sin más confirmación;
  • Signos de serorreactividad en una única muestra de suero convaleciente (en condiciones ideales obtenida al menos 14 días después de la exposición) analizada con una prueba de cribado (ELISA o inmunofluorescencia) y otra de neutralización, en ausencia de confirmación molecular en muestras respiratorias.

Pruebas no concluyentes: Los pacientes con una prueba inicial no concluyente deben someterse a nuevas pruebas virológicas y serológicas para determinar si pueden ser clasificados como casos confirmados de infección por MERS-CoV. Se recomienda vivamente la obtención y análisis de múltiples muestras de las vías respiratorias inferiores, tales como esputo, aspirado endotraqueal o líquido de lavado broncoalveolar.

Se deben obtener frotis tanto nasofaríngeos como orofaríngeos en pacientes sin signos ni síntomas de enfermedad de las vías respiratorias inferiores en los que tampoco se disponga de muestras bajas o en los que no esté indicada su obtención. Si el análisis inicial de un frotis nasofaríngeo es negativo en un paciente muy sospechoso de infección por MERS-CoV, hay que repetir los análisis utilizando una muestra de las vías respiratorias inferiores o, si esto no es posible, repitiendo el frotis nasofaríngeo y añadiéndole un frotis orofaríngeo, y muestras de suero de la fase aguda y de convalecencia adecuadamente apareadas en el tiempo.

Para las pruebas moleculares, en caso de que sea necesario se pueden utilizar otros tipos de muestras clínicas, como sangre, suero, orina o heces. Estas muestras suelen tener menores títulos de virus que las muestras respiratorias, pero se han utilizado para confirmar casos en los que otras muestras eran inadecuadas o imposibles de obtener. Los laboratorios que obtengan resultados discordantes en la PCR y tengan poca experiencia en la detección de MERS-CoV deben pensar en enviar sus muestras a laboratorios con más experiencia si desean obtener una confirmación.

Compartir