Preparación y respuesta ante emergencias

Preguntas frecuentes sobre la enfermedad por el virus del Ebola

1. ¿Qué es la enfermedad por el virus del Ebola?

La enfermedad por el virus del Ebola, antes llamada fiebre hemorrágica del Ebola, es una enfermedad grave, a menudo fatal, con una tasa de letalidad de hasta 90%, causada por el virus del Ebola, que integra la familia de los filovirus.

El virus del Ebola fue identificado por primera vez en 1976, cuando se produjeron dos brotes simultáneos: uno en Yambuku, aldea próxima al río Ebola, en la República Democrática del Congo, y la otra en una región remota de Sudán.

No se conoce el origen del virus, pero pruebas actuales indican que murciélagos frugívoros (de la familia Pteropodidae) pueden ser huéspedes.

2. ¿Cómo se infectan las personas con el virus del Ebola?

A través del contacto con animales infectados (generalmente después de faenados, o durante la cocción o ingestión) o a través del contacto con las secreciones corporales de seres humanos infectados. La mayoría de los casos son provocados por la transmisión de una persona a otra, que se produce cuando sangre u otros fluidos o secreciones corporales (heces, orina, saliva, semen) de personas infectadas ingresan en el cuerpo de una persona sana a través de soluciones de continuidad de la piel o de membranas mucosas.

La infección puede producirse también si las soluciones de continuidad de la piel o las membranas mucosas de una persona sana entran en contacto con objetos o ambientes contaminados con fluidos corporales de una persona infectada: prendas de vestir, ropa de cama, guantes o equipo de protección sucios, y desechos médicos tales como jeringas hipodérmicas usadas.

3. ¿Quiénes corren mayor riesgo?

En el curso de un brote epidémico, quienes están expuestos a mayor riesgo de infección son:

  • los trabajadores de la salud;
  • los familiares de personas infectadas u otras personas que estén en estrecho contacto con personas infectadas;
  • los integrantes del cortejo fúnebre que estén en contacto directo con el cadáver durante la realización de rituales de inhumación.

4. ¿Por qué se considera que los integrantes del cortejo fúnebre, en las ceremonias de inhumación, corren riesgo de contraer la enfermedad del Ebola?

Los niveles de virus del Ebola siguen siendo altos después del deceso, por lo cual los cadáveres de quienes hayan fallecido a causa de esta enfermedad solo deben ser manipulados por personas que vistan equipo de protección personal adecuado y deben ser sepultados de inmediato.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los cadáveres de personas que puedan haber fallecido a causa del virus del Ebola sean manipulados exclusivamente por equipos de inhumación capacitados, equipados con medios que les permitan realizar la inhumación en forma adecuada, segura y con dignidad.

5. ¿Por qué los trabajadores de la salud corren un mayor riesgo de contraer la enfermedad del Ebola?

Los trabajadores de la salud corren mayor riesgo de infección si no visten el equipo de protección personal adecuado o no aplican medidas de prevención y control de la infección cuando atienden a pacientes.

Todos los proveedores de servicios de cuidado de la salud, cualquiera sea el nivel del sistema de salud en que trabajen —hospitales, clínicas y puestos de salud—, deben estar plenamente informados sobre la enfermedad y su modo de transmisión, y cumplir estrictamente las precauciones recomendadas.

6. ¿El virus del Ebola es susceptible de transmisión sexual?

La transmisión por vía sexual del virus del Ebola de hombres a mujeres es muy posible, aunque de momento no está demostrada. La transmisión de mujeres a hombres, aunque teóricamente posible, es menos probable.

Se precisan más datos de vigilancia e investigaciones sobre los riesgos de la transmisión por vía sexual y, en particular, sobre la prevalencia del virus viable y transmisible en el semen a lo largo del tiempo. Entre tanto, y sobre la base de la evidencia actual, la OMS recomienda lo siguiente:

  • Todos los supervivientes de ebola y sus parejas sexuales deberían recibir asesoramiento con el fin de adoptar prácticas sexuales seguras hasta que su semen arroje resultados negativos en dos pruebas de detección del virus. Se debería proporcionar preservativos a estas personas.
  • A los hombres que hayan superado la enfermedad se les debería ofrecer la posibilidad de someterse a una prueba de detección del virus en el semen tres meses después del inicio de los síntomas y, posteriormente, a aquellos que den positivo, todos los meses hasta que sus muestras de semen den negativo en dos RT-PCR, con un intervalo de una semana entre ellas.
  • Los supervivientes y sus parejas sexuales deberían:
    • abstenerse de mantener cualquier tipo de relación sexual; o
    • adoptar prácticas sexuales seguras, en particular el uso correcto y sistemático de preservativos, hasta que su semen haya arrojado resultados negativos en dos pruebas de detección del virus.
  • Teniendo en cuenta nuevos análisis de las investigaciones en curso y las consideraciones del Grupo Consultivo de la OMS sobre la Respuesta a la Enfermedad por el Virus del Ebola, la OMS recomienda que los hombres que hayan sobrevivido a la enfermedad tengan prácticas sexuales e higiénicas seguras durante los 12 meses siguientes al inicio de los síntomas o hasta que los análisis del semen den negativo dos veces para el virus del Ebola.
  • Hasta que su semen dé negativo en dos pruebas de detección del virus, los supervivientes deberían mantener una buena higiene personal y de las manos lavándose de forma inmediata y exhaustiva con agua y jabón después de cualquier contacto físico con el semen, incluida la masturbación. Durante este periodo los preservativos usados deberían manipularse y desecharse en condiciones de seguridad para evitar el contacto con los líquidos seminales
  • Todos los supervivientes y sus parejas y familiares sean tratados con respeto, dignidad y compasión.

7. ¿Cuáles son los signos y síntomas típicos de la infección por el virus del Ebola?

Los síntomas varían, pero al comienzo de la enfermedad (en la “fase seca”) es común la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa, y dolores musculares, de cabeza y de garganta. A medida que la enfermedad avanza es común que las personas sufran vómitos y diarrea (la “fase húmeda”), erupciones cutáneas, deterioro de las funciones renales y hepáticas y, en algunos casos, hemorragias internas y externas.

8. Combien de temps s’écoule-t-il entre l’infection et les premiers symptômes?8. ¿Cuánto tiempo tardan las personas en presentar síntomas una vez que se han infectado?

El período de incubación, o sea, el intervalo entre la infección y la aparición de síntomas, oscila entre 2 y 21 días. El contagio de persona a persona recién ocurre cuando aparecen síntomas. Las infecciones de la enfermedad por el virus del Ebola solo pueden confirmarse a través de análisis de laboratorio.

9. ¿Cuándo se debe buscar asistencia médica?

Una persona con síntomas similares a los de la enfermedad por el virus del Ebola (fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, vómitos, diarrea) que haya estado en contacto con personas vivas o muertas que se sospeche que han tenido la enfermedad, o que haya viajado a una región donde haya casos de esta debe buscar asistencia médica de inmediato.

10. ¿Existe algún tratamiento para la enfermedad por el virus del Ebola?

La atención de respaldo, en especial la terapia de reemplazo de fluidos, cuidadosamente administrada y controlada por trabajadores de la salud capacitados, aumenta las posibilidades de supervivencia. Otros tratamientos que se utilizan, cuando están disponibles, para ayudar a los pacientes a sobrevivir a la enfermedad por el virus del Ebola son la diálisis renal, las transfusiones de sangre y la terapia de reemplazo de plasma.

Hasta ahora no se ha comprobado la eficacia de ningún medicamento específico contra el virus del Ebola en seres humanos, pero se realizan continuas investigaciones sobre potenciales terapias de medicamentos y sobre la utilización de plasma y sangre donados por sobrevivientes.

11. ¿Las personas con enfermedad por el virus del Ebola pueden recibir atención domiciliaria?

La OMS no aconseja a los familiares o comunidades la atención domiciliaria de personas con síntomas de la enfermedad por el virus del Ebola. Quienes presenten tales síntomas deberían acudir a un hospital u otro centro de tratamiento dotado de personal médico y de enfermería preparado para tratar la enfermedad.

Si una persona fallece en el hogar y se sospecha que la causa de muerte ha sido la enfermedad por el virus del Ebola, sus familiares y los miembros de la comunidad deben abstenerse de manipular o preparar el cadáver para la inhumación. Se debe establecer contacto de inmediato con las autoridades sanitarias locales, a las que se debe solicitar el envío de un equipo de manipulación de cadáveres.

12. ¿La enfermedad por el virus del Ebola puede prevenirse?

Las personas pueden protegerse de la infección por el virus del Ebola adoptando medidas específicas de prevención y control de la infección. Esas medidas consisten, entre otras cosas, en lavarse las manos, evitar el contacto con los fluidos corporales de personas que se sospeche o se haya confirmado que tienen la enfermedad, y abstenerse de manipular o preparar cadáveres de personas de las que se sospeche o se haya confirmado que han fallecido a causa de dicha enfermedad.

13. ¿Existe una vacuna contra la enfermedad por el virus del Ebola?

Para fines de 2015 se espera haber identificado una vacuna apta para utilización en gran escala. La evaluación de la eficacia de dos posibles vacunas se halla actualmente en sus etapas finales (pruebas clínicas de fase III). Esas pruebas se están realizando en Guinea y Sierra Leona. Otras vacunas se encuentran en etapas más tempranas de desarrollo.

Compartir