Preparación y respuesta ante emergencias

Desde 2014 hasta el presente: Evolución del brote de ebola y de la respuesta de la OMS

Enero de 2016

La respuesta de la OMS al brote de enfermedad por el virus del Ebola en África occidental pasó por 3 fases. La fase 1 se centró en la ampliación rápida de la respuesta, la fase 2 en el refuerzo de las capacidades y la fase 3 en la interrupción de todas las cadenas de transmisión del ebola que aún subsistían y en la respuesta a las consecuencias de los riesgos residuales.

Mapa de los casos de ebola en África occidental desde enero de 2014 hasta diciembre de 2015.
OMS
Mapa de los casos de ebola en África occidental desde enero de 2014 hasta diciembre de 2015.

Fase 1: Ampliación rápida de la respuesta

En la fase 1 (de agosto a diciembre de 2014), la OMS y sus asociados se centraron en la ampliación rápida de la respuesta con las siguientes actuaciones:

  • aumento del número de centros de tratamiento del ebola y de camas para pacientes.
  • contratación y formación rápidas de equipos para efectuar inhumaciones seguras y dignas.
  • fortalecimiento de las capacidades de movilización social.

La labor en esos ámbitos se inició en agosto de 2014, con la eclosión del brote, y se mantuvo hasta finales de diciembre de ese año. Durante ese periodo, se puso en marcha la Misión de las Naciones Unidas para la Respuesta de Emergencia al Ebola (UNMEER).

Fase 2: Refuerzo de las capacidades

En enero de 2015, la OMS y sus asociados pasaron a la fase 2 (de enero a julio de 2015). En esta fase se insistió especialmente en:

  • el refuerzo de las capacidades para detectar casos.
  • el refuerzo de las capacidades para rastrear contactos.
  • la colaboración de la comunidad.

Las iniciativas en esos ámbitos, junto con el comienzo de las pruebas de una vacuna contra el ebola en Guinea, tienen el mérito de haber contenido el brote y reducido el número de casos y muertes por ebola a cifras de un solo dígito. Ese tipo de incidentes demuestran que la última parte de la respuesta a un brote, en la que el agotamiento y la excesiva confianza amenazan los progresos, es la más difícil.

Fase 3: Interrupción de la transmisión del virus del Ebola

La OMS y sus asociados se encuentran ahora en la fase 3 (de agosto de 2015 a mediados de 2016) con el objetivo general de interrumpir todas las cadenas de transmisión del ebola que aún subsisten. Para ello, se han fijado varios objetivos y la OMS y sus asociados trabajan para conseguir los siguientes resultados:

  • mejorar la identificación rápida de todos los casos, muertes y contactos.
  • establecer y mantener la seguridad en el sistema de selección de pacientes y en los establecimientos de salud.
  • establecer equipos multidisciplinares de respuesta rápida en las diferentes regiones y zonas de los tres países.
  • ofrecer incentivos a las personas y las comunidades para que respeten las medidas de salud pública.
  • colaborar en las actividades de respuesta locales asumidas por la comunidad e impulsadas por sus dirigentes.
  • mejorar la colaboración y apoyo de los supervivientes al ebola.
  • poner fin a la transmisión de persona a persona de la enfermedad por el virus del Ebola en las poblaciones y comunidades de los países afectados.

Para conseguir esos objetivos necesitamos antropólogos, expertos en colaboración con las comunidades, impulsores de movilización social, médicos y personal de enfermería, personal dedicado al saneamiento y equipos para efectuar inhumaciones seguras y dignas.

Véase también