Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Importancia para la salud pública de la mutación del virus detectada en Noruega

Nota informativa N.° 17 sobre el virus gripal A (H1N1) 2009 pandémico

El Instituto de Salud Pública de Noruega ha informado a la OMS de una mutación detectada en tres virus H1N1 aislados en los dos primeros casos mortales de gripe pandémica que se han registrado en el país y en un tercero con enfermedad grave.

Los científicos noruegos han analizado muestras de más de 70 casos clínicos y no han detectado ningún otro con esta mutación, lo cual indica que no está extendida en el país.

El virus mutante sigue siendo sensible a los antivíricos oseltamivir y zanamivir, y los estudios realizados revelan que las vacunas antipandémicas existentes confieren protección frente a él.

La monitorización de laboratorio de los virus gripales a escala mundial ha detectado una mutación similar en virus de otros países, la primera de ellas en abril. La mutación se ha observado en el Brasil, China, los Estados Unidos de América, el Japón, México y Ucrania, además de Noruega.

Aunque la información sobre todos estos casos es incompleta, se han detectado varios virus portadores de la misma mutación en casos mortales, pero también en algunos casos leves. Por otra parte, a escala mundial, los virus aislados en numerosos casos mortales no han presentado la mutación. Por consiguiente, no está clara su importancia para la salud pública.

Las mutaciones parecen producirse espontánea y esporádicamente. Hasta la fecha no se han encontrado relaciones entre los escasos pacientes infectados por el virus mutante, y la mutación no parece estar extendiéndose.

Los científicos de la red OMS de laboratorios de gripe están investigando la importancia de la mutación. Hay que seguir constantemente los cambios genéticos de los virus, aunque resulta difícil evaluar su importancia. Muchas mutaciones no alteran ninguna característica importante del virus ni de la enfermedad que causa. Es por ello que la OMS también utiliza datos clínicos y epidemiológicos en sus evaluaciones de los riesgos.

Aunque se están realizando más investigaciones, por el momento no hay pruebas de que estas mutaciones estén produciendo un aumento inusual del número de infecciones por H1N1 ni del número de casos graves o mortales.

Los laboratorios de la Red Mundial OMS de Vigilancia de la Gripe siguen atentamente la evolución de los virus gripales en todo el mundo y seguirán vigilando cualquier cambio del virus que pueda ser importante desde el punto de vista de la salud pública.

Compartir