Preparación y respuesta ante emergencias

La OMS declara que el conglomerado reciente de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional

1 de febrero de 2016 -- La primera reunión del Comité de Emergencia convocada por la Directora General de la OMS en virtud del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) (2005) con respecto a los conglomerados de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos en algunas zonas afectadas por el virus del Zika se celebró por teleconferencia el 1 de febrero. El Comité recomendó que se declare que el conglomerado reciente de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos notificados en el Brasil, después de un conglomerado similar en la Polinesia francesa en el 2014, constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII).

Reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional sobre el virus de Zika

La Directora General de la OMS, Dra. Margaret Chan, convocará un Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional sobre el virus de Zika y el aumento de los trastornos neurológicos y las malformaciones congénitas.
El Comité se reunirá el lunes 1 de febrero en Ginebra para determinar si el brote constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional.
Las decisiones sobre la composición del Comité y sus consejos se harán públicos en el sitio web de la OMS.

La Directora General de la OMS informa al Consejo Ejecutivo sobre la situación con respecto al virus de Zika

La Directora General de la OMS informa en la 138ª reunión del Consejo Ejecutivo de la OMS sobre la situación con respecto al virus de Zika.

Información general sobre la enfermedad por el virus de Zika

El virus de Zika es un virus emergente transmitido por mosquitos que se identificó por vez primera en Uganda, en 1947 en macacos de la India a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla selvática. Posteriormente, en 1952, se identificó en el ser humano en Uganda y la República Unida de Tanzanía. Se han registrado brotes de enfermedad por este virus en África, las Américas, Asia y el Pacífico.

Información sobre Zika

El virus de Zika se transmite a las personas a través de la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, y sobre todo de Aedes aegypti en las regiones tropicales. Este mosquito es el mismo que transmite el dengue, la fiebre chikungunya y la fiebre amarilla.

Mensajes clave

  • La enfermedad por el virus de Zika es causada por un virus transmitido por mosquitos del género Aedes.
  • Se sabe que el virus circula en África, las Américas, Asia y el Pacífico.

El periodo de incubación (tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas) de la enfermedad por el virus de Zika no está claro, pero probablemente sea de pocos días. Los síntomas son similares a los de otras infecciones por arbovirus, entre ellas el dengue, y consisten en fiebre, erupciones maculopapulares, conjuntivitis, mialgias, artralgias, malestar y cefaleas; suelen durar entre 2 y 7 días.


Mensajes clave

  • Los síntomas son similares a los de otras infecciones por arbovirus, entre ellas el dengue, y consisten en fiebre, erupciones maculopapulares, conjuntivitis, mialgias, artralgias, malestar y cefaleas; suelen durar entre 2 y 7 días.

El virus de Zika se diagnostica mediante PCR (reacción en cadena de la polimerasa) en tiempo real y aislamiento en muestras de sangre. El diagnóstico serológico puede resultar difícil, y el virus puede presentar reacciones cruzadas con otros flavivirus, como los virus del dengue, del Nilo Occidental y de la fiebre amarilla.

La enfermedad por el virus de Zika suele ser relativamente leve y no necesita tratamiento específico. Los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor. Si los síntomas empeoran deben consultar al médico.


Mensajes clave

  • En la actualidad no hay vacunas.

Los mosquitos y sus lugares de cría suponen un importante factor de riesgo de infección por el virus de Zika. La prevención y el control dependen de la reducción del número de mosquitos a través de la reducción de sus fuentes (eliminación y modificación de los lugares de cría) y de la disminución de los contactos entre los mosquitos y las personas.


Mensajes clave

  • La mejor forma de prevenirla consiste en la protección frente a las picaduras de los mosquitos.

Brotes epidémicos