Preparación y respuesta ante emergencias

Conglomerado de casos mortales inexplicados – Liberia

Brotes epidémicos
5 de mayo de 2017

El 25 de abril de 2017, el Ministerio de Salud de Liberia notificó a la OMS y a los asociados un conglomerado de casos de muerte súbita de etiología desconocida en el condado de Sinoe. El primer caso se registró el 23 de abril de 2017 en un niño de 11 años con diarrea, vómitos y confusión que fue hospitalizado después de asistir al funeral de un líder religioso el 22 de abril de 2017. El paciente falleció una hora después de su ingreso.

Hasta el 4 de mayo se habían notificado 28 casos, 12 de ellos mortales (tasa de letalidad del 43%). Veintiseis de esos casos, 10 de ellos mortales, se notificaron en el condado de Sinoe, todos en personas que habían asistido al funeral. Los otros dos casos, ambos mortales, se notificaron en la capital, Monrovia, en el condado de Montserrado. El primer caso de Monrovia había asistido al mencionado funeral y se presentó el 27 de abril con fiebre, cefaleas y vómitos. Falleció en un hospital de Monrovia. El 29 de abril, su pareja, que no asistió al funeral, también enfermó, y falleció ese mismo día. Prosiguen las investigaciones.

Hasta la fecha se han analizado 21 muestras que han dado negativo pra los virus del Ebola y de Lassa. Se están realizando nuevas pruebas con muestras de pacientes (sangre, orina y frotis rectales, entre otras) y medioambientales, algunas de ellas de alimentos.

Respuesta de salud pública

El Equipo Sanitario del condado de Sinoe está coordinando la respuesta con la colaboración de la OMS, el UNICEF, los CDC, la Red Africana de Epidemiología de Campo y otros asociados. Para gestionar el brote se han activado el Equipo de Respuesta Rápida y el Sistema de Gestión de Incidentes.

Los casos de Sinoe están siendo tratados en el hospital local de Greenville, la capital del condado. La investigación inicial fue llevada a cabo por el Equipo de Respuesta Rápida y se está procediendo a la búsqueda activa de casos en las comunidades afectadas y su vecindad, así como entre quienes asistieron al funeral. En el condado de Montserrado se está efectuando un estrecho seguimiento de las 42 personas que acudieron al entierro de Greenville el 22 de abril y de los contactos de los dos casos fallecidos.

El Comité Nacional de Preparación y Respuesta ante Epidemias, dirigido por el Instituto Nacional de Salud Pública de Liberia, también ha sido activado para que participe en la respuesta, y se han desplazado equipos nacionales multidisciplinarios al condado afectado para que presten apoyo técnico.

Se está reforzando la vigilancia mediante el listado de los casos, la identificación y seguimiento de los contactos, la búsqueda activa de casos y la obtención de muestras de alimentos y bebidas para efectuar pruebas toxicológicas. Se ha elaborado una lista de los asistentes al funeral y de sus contactos, que están sometidos a seguimiento.

Se están reforzando los análisis de laboratorio. Se ha analizado el agua de las fuentes que abastecen a las zonas afectadas y los resultados preliminares han descartado una contaminación bacteriana. Se están realizando pruebas para productos químicos y metales pesados. El gobierno ha pedido a la OMS, los CDC y MSF que presten apoyo a la realización de pruebas toxicológicas fuera del país. Se están enviando muestras para análisis a diferentes laboratorios.

Con el apoyo del UNICEF, se está reforzando la participación de la comunidad mediante campañas masivas de concienciación de la población, movilización de los líderes locales y sensibilización de los miembros de la comunidad. Se están poniendo en práctica medidas de prevención y control de infecciones, en particular mediante el refuerzo de las prácticas de higiene de las manos, la realización de pruebas en los puntos de suministro de agua y la seguridad de las inhumaciones.

Evaluación del riesgo por la OMS

Por el momento se considera que el riesgo de propagación del brote, concentrado entre los participantes en el funeral, es bajo. Además, desde el 25 de abril ha habido una clara disminución del número de casos y muertes. Estos datos indican que la fuente de exposición es puntual. Se está investigando activamente una posible contaminación de alimentos, bebidas o agua, y las pruebas toxicológicas ayudarán a esclarecer esta hipótesis. Se está realizando un estudio de casos y controles para identificar posibles exposiciones relacionadas con la enfermedad.

La pronta y eficiente respuesta a este brote es resultado de los conocimientos adquiridos en Liberia tras el prolongado brote de enfermedad por el virus del Ebola de 2014. Esto llevó a la rápida identificación del brote, a la realización de pruebas que descartaron dicho virus como como agente etiológico, a la identificación y seguimiento de los contactos y a la colaboración del país con los asociados para realizar pruebas de laboratorio con muestras humanas y medioambientales que permitan identificar la etiología de la enfermedad.

Consejos de la OMS

La OMS recomienda un estrecho seguimiento de los casos y de las personas que asistieron al funeral, así como un refuerzo de las medidas higiénicas y de inocuidad de los alimentos en las zonas afectadas. Asimismo, la OMS está prestando apoyo a las investigaciones epidemiológicas y de laboratorio en curso para identificar el agente etiológico de este conglomerado de casos y orientar nuevas medidas de control.

Teniendo en cuenta la información disponible, la OMS no recomienda la imposición de restricciones a los viajes a Liberia ni al comercio con este país.

Enlaces conexos