Preparación y respuesta ante emergencias

Infección humana por el virus de la gripe aviar A(H7N9) – China

Brotes epidémicos
18 de mayo de 2017

El 5 de mayo de 2017 la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar (CNSPF) de China notificó a la OMS 24 nuevos casos confirmados de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9) en China continental.

Datos de los casos

Los síntomas aparecieron entre el 14 y el 29 de abril. Las edades oscilaron entre los 25 y los 82 años (mediana de 56,5), y 9 de los 24 casos eran del sexo femenino. Los casos se registraron en Anhui (1), Beijing (1), Chongqing (2), Gansu (1), Guangxi (1), Hebei (7), Henan (1), Hubei (1), Hunan (1), Jiangsu (1), Sichuan (6) y Shaanxi (1). Es la primera vez que se notifica un caso en Shaanxi desde la aparición del virus en 2013.

Cuando se produjo la notificación, 9 casos habían fallecido, 13 habían sido diagnosticados de neumonía (2) o neumonía grave (11) y los otros dos todavía estaban siendo investigados. Diecinueve casos tenían antecedentes de exposición a aves de corral o a mercados de aves de corral vivas, mientras que dos no los tenían; en los tres restantes se siguen investigando los antecedentes. No se notificaron conglomerados de casos.

Desde principios de 2013 hasta la fecha se han notificado en virtud del Reglamento Sanitario Internacional 1463 casos confirmados de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9).

Respuesta de salud pública

Habida cuenta del aumento del número de casos humanos que ha tenido lugar desde diciembre de 2016, el Gobierno de China ha adoptado varias medidas en los ámbitos nacional y local:

  • Reforzar las evaluaciones del riesgo y las orientaciones sobre prevención y control, sobre todo en las zonas más afectadas o recién afectadas.
  • Seguir reforzando las medidas de control, en particular la gestión higiénica de los mercados de aves de corral vivas y el transporte entre regiones.
  • Realizar investigaciones detalladas de las fuentes de infección como base para adoptar medidas eficaces de prevención y control.
  • Seguir detectando y tratando de forma precoz los casos humanos de infección por virus de la gripe aviar A(H7N9) con el fin de reducir la mortalidad.
  • Mantener las actividades de información y comunicación de los riesgos a la población para que adopte medidas de protección personal.
  • Reforzar la vigilancia virológica para definir el alcance de la contaminación por el virus y sus mutaciones, a fin de proporcionar más orientaciones sobre la prevención y el control.

Evaluación del riesgo por la OMS

El número de infecciones humanas por virus de la gripe aviar A(H7N9) y su distribución geográfica en la quinta oleada epidémica (iniciada el 1 de octubre de 2016) son superiores a los de oleadas anteriores. Esto indica que el virus se está propagando y destaca la importancia de las medidas intensivas de vigilancia y control en los sectores humano y animal.

En la mayoría de los casos humanos la exposición al virus de la gripe aviar A(H7N9) se produce por contacto con aves de corral infectadas o entornos contaminados, en particular en mercados de aves de corral vivas. Como se sigue detectando el virus en animales y en el medio y se siguen vendiendo aves de corral vivas, son de prever nuevos casos humanos. Aunque ha habido pequeños conglomerados de casos humanos, algunos de ellos en pacientes que han compartido habitación, los datos epidemiológicos y virológicos actuales indican que el virus no ha adquirido la capacidad de transmitirse de forma sostenida entre los seres humanos. Así pues, por el momento se considera improbable su propagación a nivel comunitario.

Para evaluar el riesgo y ajustar a tiempo las medidas destinadas a gestionarlo, es fundamental una observación estrecha de la situación epidemiológica y una mejor caracterización de los virus humanos más recientes.

Consejos de la OMS

La OMS aconseja a quienes viajen a países donde haya brotes conocidos de gripe aviar que eviten las granjas de aves, el contacto con animales en los mercados de aves vivas, la entrada en instalaciones donde se sacrifiquen aves de corral y el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada por heces de aves de corral o de otros animales. Los viajeros deben lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón y prestar atención a la inocuidad y la higiene de los alimentos.

La OMS no recomienda la realización de exámenes especiales en los puntos de entrada ni la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento. Como siempre, habrá que pensar en el diagnóstico de infección por virus de la gripe aviar en pacientes que presenten síntomas respiratorios agudos graves durante viajes a zonas donde haya gripe aviar, o poco después de la vuelta de dichos viajes.

La OMS alienta a los países a que sigan reforzando la vigilancia de la gripe, en particular la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves; examinen cuidadosamente todos los casos inusuales para garantizar la notificación de las infecciones humanas de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional (2005) y sigan con sus medidas nacionales de preparación sanitaria.