Preparación y respuesta ante emergencias

Infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9) — China

Brote epidémico
19 de diciembre de 2016

El 14 de diciembre de 2016, la Oficina de Salud de la Región Administrativa Especial (RAE) de Macao (China) confirmó un caso de infección por virus de gripe aviar A(H7N9) en un hombre de 58 años.

El 13 de diciembre de 2016, durante una inspección rutinaria en el mercado mayorista de Macao, un lote de aves de corral procedente de la provincia de Guangdong (China) dio positivo para el antígeno H7. De acuerdo con el protocolo establecido, se inició una investigación epidemiológica y se identificaron dos contactos humanos con las aves infectadas: un vendedor y un conductor. El vendedor descargó del camión el lote de aves de corral en cuestión en la mañana del 13 de diciembre.

El vendedor fue hospitalizado para estudio y dio positivo para el virus de la gripe aviar A(H7N9) mediante PCR-RT en tres muestras analizadas en el laboratorio de salud pública. Hasta ahora no ha presentado síntomas gripales. Está en observación y recibiendo antivíricos en un hospital público. Su mujer, que trabaja en el mismo mercado, ha dado negativo y estará 10 días en observación.

Desde principios de 2013 hasta hoy se han notificado a través del Reglamento Sanitario Internacional 807 casos confirmados de infección por virus de la gripe aviar A(H7N9).

Respuesta de salud pública

Las autoridades de la RAE de Macao (China) han tomado las siguientes medidas de vigilancia y control:

  • evaluación del riesgo;
  • tratamiento del caso y observación de sus contactos íntimos;
  • comunicación con las autoridades del resto del país para que hagan un seguimiento del conductor identificado como contacto íntimo de las aves infectadas;
  • aumento de la vigilancia de los trabajadores del mercado mayorista donde trabaja el caso;
  • actividades de educación sanitaria en el mercado mayorista donde trabaja el caso;
  • celebración de una conferencia de prensa para informar sobre la situación y la respuesta que se le está dando.

Evaluación del riesgo por la OMS

En la mayoría de los casos la exposición al virus A(H7N9) se produce por contacto con aves de corral infectadas o entornos contaminados, en particular mercados de aves de corral vivas. Dado que se sigue detectando el virus en animales y en el medio, son de prever nuevos casos humanos. Aunque se han descrito pequeños conglomerados de casos de gripe por virus A(H7N9), algunos de los cuales han afectado a profesionales sanitarios, los datos epidemiológicos y virológicos actuales indican que el virus no ha adquirido la capacidad de transmitirse de forma sostenida de persona a persona. Por consiguiente, se considera improbable una mayor propagación en la comunidad.

Las infecciones por virus A(H7N9) son raras y deben tener un seguimiento estrecho para identificar cambios en el virus o en su transmisión a las personas, dado que ello podría tener importantes repercusiones en la salud pública.

Consejos de la OMS

La OMS aconseja a quienes viajen a países donde haya brotes conocidos de gripe aviar que eviten las granjas de aves, el contacto con animales en los mercados de aves vivas, la entrada en instalaciones donde se sacrifiquen aves de corral y el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada por heces de aves de corral o de otros animales. Los viajeros deben lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón y prestar atención a la inocuidad y la higiene de los alimentos.

La OMS no recomienda la realización de exámenes especiales en los puntos de entrada ni la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento. Como siempre, habrá que pensar en el diagnóstico de infección por virus de la gripe aviar en pacientes que presenten síntomas respiratorios agudos graves durante viajes a zonas donde haya gripe aviar, o poco después de la vuelta de dichos viajes.

La OMS alienta a los países a que sigan reforzando la vigilancia de la gripe, en particular la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves; examinen cuidadosamente todos los casos inusuales para garantizar la notificación de las infecciones humanas de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional (2005) y sigan con sus medidas nacionales de preparación sanitaria.